Envíos gratis para pedidos superiores a 69 €

Tortuga mediterránea: Cómo ofrecer los mejores cuidados

tortuga mediterránea

Si buscas una mascota que sea fácil de cuidar, seguramente te vas a decantar por una tortuga mediterránea. Son unas mascotas excepcionales y muy buenos animales de compañía, por eso las adoran los amantes de los reptiles. 

Las tortugas mediterráneas tienen una esperanza de vida de aproximadamente 50-70 años. Las especies más populares son la Testudo marginata, Testudo hermanni y Testudo graeca

Al ser animales exóticos y silvestres, se le deben ofrecer cuidados que imiten su entorno natural. Son animales solitarios, diurnos y estacionales, y les encanta tomar el sol, comer y descansar.

Aunque es un animal que requiere de ciertos cuidados específicos, suelen ser muy fáciles de cumplir. Por eso, te invitamos a que conozcas cómo cuidar de forma adecuada una tortuga mediterránea.

Alojamiento ideal para las tortugas mediterráneas, cómo debe ser

El primer requisito para tener una tortuga mediterránea es ofrecerle un espacio ideal para que ellas se sientan en su hábitat natural

Estas necesitan un terrario o ambiente amplio donde puedan moverse con facilidad y libertad.

Ambiente externo

Lo ideal es mantenerla en un ambiente externo a la vivienda, proporcionándole un espacio cerrado para evitar que puedan escaparse. Además, es importante protegerlas de otros animales que puedan hacerle daño, como perros, gatos, aves de rapiña y ratas. El material ideal para aislar a las tortugas mediterráneas es la madera, porque también permite mantener una temperatura adecuada.

Estos animales deben vivir en un hábitat que mantenga una temperatura controlada durante el día entre los 27 y 30 ºC. En cambio, por la noche solo deberían descender unos pocos grados, por eso hay que proporcionarles un ambiente natural pero controlado. Además, es importante regular el nivel de humedad, ya que suelen vivir naturalmente en ambientes bastante húmedos.

Es importante evaluar muy bien las condiciones del recinto, tomando en cuenta que las tortugas saben excavar y también pueden escalar. Por eso se les debe proporcionar un ambiente vigilado y bien cubierto. Se pueden usar jaulas de techo abierto, que previamente haya sido acondicionada para el fin de alojar tortugas.

Ambiente interno

En caso de no contar con un ambiente externo lo ideal es optar por un terrario interior. Lo mejor es seleccionar un terrario de cristal ventilado con 30 cm de profundidad y de 60 a 90 cm de base. Con este espacio tu tortuga va a poder moverse con mucha libertad y facilidad. 

Se les debe colocar un sustrato debidamente desinfectado de una mezcla de arena con turba. A los terrarios también se les debe proporcionar condiciones climáticas de temperatura y humedad muy específicas. Recordemos que, las tortugas mediterráneas tienen unos requerimientos determinados porque dependen del medio donde viven. 

Para ofrecer la temperatura ideal se pueden utilizar lámparas de cerámica. Además, se debe controlar la temperatura a un rango que el animal pueda soportar sin que se queme. Esta temperatura deberá ser controlada por un termostato para que se mantengan en el día entre 26-30°C y en la noche entre 18-20°C.

De igual forma, es importante una radiación UVB directa ya que eso permite una adecuada absorción de calcio para sus huesos. Esta se obtiene mediante lámparas fluorescentes o de mercurio que deben exponerse directamente a unos 30 cm de distancia. Evita colocarlas detrás de un cristal, porque impedirá que llegue la cantidad correcta de radiación a sus cuerpos.

En cuanto al nivel de humedad, hay que evaluar el ambiente donde vivimos. Si vivimos en un ambiente seco se deben usar sistemas de humidificación controlados entre un 50-70% aproximadamente.

Para los ambientes fríos, es necesario colocar en el interior del terrario refugios para que puedan resguardarse durante el invierno.

¿Cómo alimentar a mi tortuga mediterránea?

La dieta de las tortugas mediterráneas es esencialmente herbívora, es decir, que la mayor parte de sus alimentos deben contener fibra vegetal. A continuación, te diremos algunos consejos para que alimentes a tu tortuguita en un ambiente libre o doméstico:

  • En un ambiente al aire libre podremos notar que suelen comer hierbas como trébol o el mismo césped. Sin embargo, hay que vigilar que no ingiera plantas tóxicas como helechos.
  • También se les debe ofrecer vegetales, frutas y flores. Algunos vegetales que son aptos para ellas están pepino, zanahoria, espinaca, col, coliflor, endivias, escarolas, acelga, berros, calabacín, entre otros. Entre las frutas podemos ofrecer plátano, manzanas, fresas, melones, naranjas, pera, sandía y piña.
  • Las frutas deben ser controladas en su administración porque tienen un alto porcentaje de azúcar. Una ingesta inadecuada puede generar problemas digestivos y alteración de la flora bacteriana. Lo recomendable es proporcionar solo una ración semanal, mezclada con vegetales en una proporción de 5-10%.
  • Ofrece una alimentación variada para evitar deficiencias nutricionales. Además, es recomendable añadir suplementos de calcio a los vegetales una a dos veces por semana. De igual manera, es importante colocar los alimentos en bandejas o platos especiales para evitar que ingieran el sustrato. 
  • El agua fresca es otro de los aportes diarios que debe tener una tortuga mediterránea. Debe colocarse en un recipiente adecuado para su tamaño y debe ser limpia y fresca. Debe estar siempre disponible para que pueda ingerir en el momento que desee. 
  • Coloca un recipiente más amplio que permita que nuestra tortuga se sumerja a bañarse. A estos animales les encanta refrescarse durante el día.

Hibernación en tortugas mediterráneas, ¿Por qué es importante?

La hibernación es un estado que llevan a cabo muchas especies con la finalidad de soportar las bajas temperaturas del invierno. Las tortugas mediterráneas son animales exclusivamente estacionales. Es decir, que su metabolismo se rige por las horas del día, la temperatura y las estaciones del año. 

Como algunas especies de tortugas provienen de climas tropicales, es muy probable que tengas que crearle un ambiente idóneo durante el invierno. Hay que provocarle un estado de hipotermia controlado por medio de la hibernación. De esta forma podrá soportar todas las estaciones del año de forma natural y sin que se afecte su calidad de vida.

Antes de que nuestra tortuga vaya a hibernar, es importante asegurarnos de que está completamente preparada para este proceso. Debemos llevarla con un veterinario especialista en animales exóticos un mes antes para que realice una exploración completa. En dependencia de la época del año, él nos indicará el momento ideal para iniciar con el proceso de hibernación.

¿Cuál es el protocolo de prehibernación?

Como cuidadores debemos entender la importancia de preparar a nuestra tortuga y ofrecerle todas las condiciones para que ella sobreviva el proceso. Hay que realizar unos sencillos pasos para que todo el proceso sea exitoso:

  • La primera semana, se le debe alimentar con su dieta habitual en días alternos, es decir, un día sí y otro no. Además, se le debe dar baños diarios durante 20-30 minutos con agua tibia.
  • La segunda semana, se alimenta igual en días alternos, pero solamente con lechuga de tipo romana o iceberg. Se continúan los baños diarios con agua tibia durante 20-30 minutos.
  • La tercera semana, solamente se le realizan baños diarios con agua tibia durante 20-30 min, pero se suprime la alimentación.
  • La cuarta semana nuestra tortuga está preparada para iniciar el proceso de hibernación. 

Cómo ofrecer una correcta hibernación a mi tortuga mediterránea

La tortuga debe tener un lugar que se adapte a las exigencias de la hibernación. por eso es importante que se sigan las siguientes recomendaciones:

  • Debemos colocar a la tortuga en una caja o jaula ventilada, para asegurarnos de que la tortuga pueda respirar bien. Debe tener orientación Norte preferiblemente. 
  • En el fondo colocaremos sustrato de heno, hojas o paja, de forma que pueda tener una base acolchada. 
  • Hay que medir la temperatura y asegurarnos de que se encuentra entre los 2 y 9 °C
  • Debe ser colocada en un lugar completamente a oscuras, tranquilo, silencioso y protegido de otros animales. Recordemos que estará completamente dormida y no podrá defenderse.
  • Hay que revisar y vigilar a la tortuga una vez por semana, fijándonos en el peso, ya que deberá perder peso lento. Para eso debemos tomarla con mucho cuidado y pesarla sin que se despierte.
  • También hay que evaluar su estado de salud, si presenta secreciones bucales, nasales u oculares.

¿Cómo despierto a mi tortuga mediterránea del estado de hibernación?

Una vez se haya acabado la época de invierno, comenzarán a aumentar las temperaturas y habrá más horas del día con luz. Es por eso que el proceso de hibernación deberá terminar. Este proceso hay que hacerlo de forma gradual, revirtiendo completamente el proceso que se realizó al ponerla a hibernar.

Antes de la comida, lo más importante es la hidratación ya que mejorará la deshidratación y el desecho de toxinas de la vejiga. Insiste en que beba agua suficiente, más tarde podrá comer con calma sus alimentos. 

¿Qué hacer si mi tortuga mediterránea no estuviera preparada para hibernar durante el invierno?

En el caso de que nuestra tortuga no estuviera en condiciones físicas aptas para hibernar hay que evitar completamente el proceso de hibernación. Esto se logra proporcionándole luz y calor de forma constante durante el año. La idea es que no disminuya su metabolismo y de esa forma no entre en proceso de letargia.

¿Pueden reproducirse nuestras tortugas mediterráneas?

La verdad es que sí es posible que nuestras tortugas se reproduzcan, sobre todo si tienes una pareja hembra y macho. 

Reconocer a una tortuga hembra y macho es muy fácil. La hembra tiene su caparazón inferior completamente plano. Además, el orificio de la cloaca es mucho más grueso en las hembras. El macho por su parte, tiene el caparazón inferior cóncavo y el orificio de la cloaca suele estar más alejado de la cola.

Esta especie al llegar a la madurez sexual, aproximadamente entre los 7 y los 10 años, comienza a reproducirse. Los meses de reproducción son generalmente entre abril y junio.

El apareamiento y copulación puede durar al menos 20 minutos, y la hembra suele anidar para colocar sus huevos. Es necesario ofrecerle un lugar donde pueda excavar y colocar sus huevos, ya que de lo contrario los retendrán. Esto puede comprometer gravemente su estado de salud.

Las hembras suelen poner alrededor de 2-12 huevos, y estos eclosionan generalmente en la época de otoño, a las 8-9 semanas. Para ayudarlos a nacer en el tiempo estipulado, y que los huevos no entren en hibernación, puedes incubarlos artificialmente. 

Lo ideal es recoger los huevos, anidarlos y cubrirlos con musgo humedecido parcialmente. Colócalo en una lámpara de cerámica que mantenga una temperatura entre los 28-32 ºC. Se deben mantener con un nivel de humedad del 60% y el lugar debe tener orificios de ventilación.

Sin embargo, ante cualquier duda lo más recomendable es acudir a un veterinario especialista en animales exóticos.

Evaluación veterinaria de las tortugas mediterráneas, ¿Cuándo acudir?

Para que nuestra tortuga crezca sana es necesario estar al pendiente de su estado de salud. Por eso, requieren evaluación con un veterinario especialista en animales exóticos

Este profesional experto se encargará de evaluar su crecimiento y realizar sus controles de antiparasitación.

Lo ideal es realizar chequeos al menos dos veces al año y acudir de inmediato en caso de una condición de salud. Al momento de adquirir un nuevo individuo es ideal una evaluación inicial y mantenerlo aislado durante 40 días aproximadamente. 

De esta forma, nos aseguramos de que no haya indicios de enfermedades que puedan afectar al grupo. 

Aunque los reptiles no suelen ser animales muy expresivos en cuanto a sus padecimientos, no quiere decir que no los sufran. Lo primordial para evitar cualquier afección en ellos es mantenerlos en adecuadas condiciones de higiene

También, debes ofrecer una dieta variada y balanceada según sus requerimientos, de esta forma se mantendrán en óptimo estado. 

Si buscas un veterinario especialista en animales exóticos de confianza, puedes acudir a Veterizonia. Tenemos un personal altamente capacitado para evaluar y tratar cualquier afección en las tortugas mediterráneas y demás animales exóticos de todas las especies. No dudes en visitarnos, con nuestros profesionales tu mascota está en las mejores manos.

× ¿Podemos ayudarte?