Envíos gratis para pedidos superiores a 69 €

Cómo preparar a tu gatito a la primera visita con el veterinario

Gatito Primera Visita al veterinario

En Veterizonia nos ocupamos de ayudar a los propietarios de mascotas a ser los mejores tutores de sus pequeños. Eso incluye, hablar sobre cómo preparar a tu gatito para la primera visita al veterinario.

Recuerda que, cuando se trae una nueva mascota a nuestra casa debemos ser responsables con su salud y la de la familia. Los gatos no escapan de esta realidad, sean gatos adoptados o de rescate deben tener su primera visita al veterinario. Durante esta primera visita se pueden detectar problemas o enfermedades que requieren atención inmediata.

Sin embargo, como son animales que nunca han sido evaluados, tienden a aumentar su nivel de estrés en el cuerpo. Aunque tu gatito demuestra ser tranquilo, puede llegar a estresarse mucho.

Por fortuna, este post te ayudará a evitar que la primera visita con el veterinario sea una experiencia traumática para tu minino.

Cómo preparar a tu gatito para lavprimera visita al veterinario: empieza con buen pie

Como te hemos comentado anteriormente, cuando adquirimos un gato, independientemente de que sea adoptado o rescatado, no conocemos su estado verdadero de salud. Con el nuevo gatito hay que comenzar bien y debe ser evaluado por un veterinario especializado. Él se encargará de detectar cualquier detalle importante de salud que sea necesario mejorar.

Aunque este momento es importante, tenemos que tratar de que sea lo menos estresante posible. Hay que llevarlo a un sitio especializado donde deberá ser manipulado desde el primer encuentro sin mayor estrés.

Es importante que el veterinario sepa establecer una relación positiva con el animal. Recordemos que, en esta primera visita se hará una primera exploración física y se explicará todo el protocolo de vacunación y desparasitación que llevaremos a cabo en las visitas próximas.

Si el trato es adecuado, el momento será recordado de una forma menos negativa de lo habitual.

Pasos para preparar a tu gatito a la primera visita a nuestra Clínica Veterinaria en Centro Valencia: Veterizonia

Y a propósito de cómo preparar a tu gatito para la primera visita con el veterinario, queremos ofrecerte algunos consejos claves para evitar errores comunes:

1. Programa tu cita con antelación

Para ir al veterinario es conveniente programar la cita con antelación.  Es recomendable que la primera evaluación del gatito sea a primeras horas de la mañana, preferiblemente al abrir el centro.

En ese momento no habrá tantas personas, como a las horas puntas y eso es crucial para minimizar todos aquellos factores que le puedan ocasionar estrés: ruidos, movimientos, presencia de perros en consulta…etcétera.

Esto los mantiene con un nivel de ansiedad más bajo, por lo tanto su entorno será más amigable para ellos. 

2. Reúne su documentación

Es importante reunir todos los documentos que tengas de la mascota para que al momento de la valoración el veterinario los revise. Esto es importante si la mascota fue adoptada en un centro de adopción: saber si ya dispone de alguna vacuna, si se ha desparasitado previamente…

En caso de que el gato sea rescatado es importante que le aporte cualquier dato sobre las condiciones encontradas en el rescate.

3. Realiza una lista de preguntas

Cuando vamos al veterinario siempre tenemos tantas dudas e inquietudes que siempre se nos olvida algo importante que preguntar al final de la consulta. Por eso, lo más conveniente es realizar una lista de dudas e inquietudes acerca de tu gato

No debes sentir vergüenza a preguntar tanto, para los veterinarios no hay pregunta tonta.

4. Compra un transportín adecuado para gatos

El transportín es un elemento que facilita el transporte del gato al veterinario. El transportín minimiza su estrés porque se siente más estable y seguro en su interior.

Es importante seleccionar un transportín rígido y muy estable, que tenga una puerta delantera amplia y fácil de manipular. Además, debe abrirse por arriba para facilitar la exploración posterior por parte del veterinario en consulta.

Para minimizar el estrés durante el viaje es recomendable usar un cubretransportín e introducir mantas y juguetes. De esta forma el animal se sentirá más seguro, cuando sienta el olor de algo familiar.

5. Utiliza feromonas

Es de gran ayuda utilizar y rociar feromonas en el interior del transportín para ayudar a reducir el estrés y la ansiedad. De esta forma su gatito se sentirá cómodo y relajado sin tener que usar otros medicamentos. El producto con feromonas más recomendado es el Feliway Spray, rociando unos minutos antes de iniciar el viaje.

6. Aclimata tu gato al transportín

Además del uso de feromonas, es recomendable que días antes de la visita al veterinario tu gato se familiarice con el transportín. Principalmente permite que tu gato entre, lo olfatee y lo examine para que lo reconozca. De esta forma al momento de ir a la consulta podrá entrar al transportín sin que le genere ansiedad y temor.

Te recomendamos que coloques el transportín en un lugar de la casa visible para que lo reconozca como parte del mobilirario y su presencia no le genere malestar. 

7. Acostumbra a tu gato a que lo manipulen

Es aconsejable acostumbrar al gatito a que lo toquen y lo manipulen.

Esto ayudará en el futuro a poder realizar una exploración por parte del veterinario con mayor colaboración de parte de nuestra mascota. Recuerda que el deberá valorarlo, revisarlo de forma minuciosa para detectar alteraciones en su cuerpo y organismo en general.

¿Qué le realizarán a tu gatito en su visita al veterinario?

Durante la primera visita al veterinario, él deberá realizar una serie de preguntas, denominadas anmanesis. Es importante detallar la procedencia, la documentación de las vacunas si ya presenta alguna, tipo de alimento, tipo de arenero, si convive con más animales, si convive con niños o personas mayores…entre otros aspectos también importantes para su salud, que el veterinario preguntará en consulta.

Posterior a la anamnesis, procederá a realizar un examen físico que comprende varios pasos:

  • Medir la temperatura: es importante conocer los grados de temperatura para saber si está baja o alta. Cualquier alteración en la temperatura puede ser indicio de alguna enfermedad.
  • Revisión de ojos: el veterinario buscará alteraciones en el globo ocular y sus otras estructuras anatómicas.
  • Revisión de oídos y orejas: se deberá detectar si existen ácaros o inflamaciones internas en los oídos. 
  • Examinar el interior de la boca: es importante evaluar la condición de sus dientes, si todavía son de leche, el aspecto de su lengua y paladar.
  • Auscultar pulmones y corazón: esta exploración permitirá evaluar el ritmo cardíaco y cómo fluye el aire en los pulmones. 
  • Palpación del abdomen: permitirá detectar si el abdomen está doloroso o si presenta alguna anormalidad a nivel de los órganos internos.
  • Observación del pelaje: en el pelaje pueden alojarse diversos ectoparásitos, por eso se debe observar con detenimiento. 
Gatito Primera Visita CheckList

Esta exploración y manipulación durante el examen físico no le provocará dolor o molestia al gatito. De hecho, tampoco sentirán molestia al momento de la vacunación. Posterior al examen físico el veterinario establecerá unas pautas para el cuidado en casa del gatito.

El establecerá un plan de alimentación específico adaptado a las necesidades nutricionales de tu gato. También dará un plan de dosis de antiparasitarios y un plan vacunal que deberá cumplirse en las siguientes consultas al veterinario. Además, te podrá recomendar el tipo de comida, las marcas más adecuadas, el arenero y el tipo de arena más idónea.

¿Qué hacer después de la visita al veterinario?

Después de la visita al veterinario y al llegar a casa, es necesario limpiar muy bien el transportín. Durante todo el proceso, es probable que nuestro gatito haya desprendido hormonas del miedo a través de sus almohadillas. Si no se limpian, al volver a introducir al gatito en el transportín para una próxima visita, dichas feromonas es lo primero que va a detectar y por lo tanto ya empezaremos todo el proceso desde un estado de miedo que dificultará la consulta posterior, al mostrarse nervioso o con un comportamiento algo agresivo.

Posteriormente procure dejar el transportín en un sitio donde el gato pueda verlo y olfatearlo con frecuencia. Es necesario que el lo relacione como un objeto común y familiar para evitar que lo vea como algo negativo y estresante.

¿En qué otras circunstancias deberás llevar a tu gato al veterinario?

Existen otras ocasiones en las cuales deberás llevar a tu gato al veterinario, es importante evaluar otra sintomatología anormal. Estas son las ocasiones donde la valoración no deberá esperar:

  • Cambios de hábitos de alimentación, evacuación, orinar y beber.
  • Vómitos o diarreas durante 24 horas.
  • Decaimiento o falta de energía.
  • Dificultad para respirar.
  • Convulsiones.
  • Ceguera repentina.
  • Maullidos o vocalización en exceso. 
  • Repentina ocultación.

Como pudiste haber notado, es muy importante saber cómo preparar a tu gatito a la primera visita con el veterinario.

Pero, sobre todo, elegir un veterinario capacitado y con la experiencia profesional que tu minino necesita.

En Veterizonia te esperamos con un equipo multidisciplinario de profesionales expertos en medicina interna y animales exóticos. Somos experiencia, atención 100% personalizada y máximo profesionalismo. ¡Agenda tu cita online!

× ¿Podemos ayudarte?