Envíos gratis para pedidos superiores a 69 €

Picaje en aves: Cómo mejorar ese comportamiento

picaje aves

Si has llegado hasta aquí, es porque te interesa saber de qué trata el picaj en aves y cómo mejorar ese comportamiento. Una alteración en el comportamiento de las aves psitácidas, cuya causa puede ser metabólica (por enfermedad) o psicógena ( generalmente asociada a estrés).

En nuestro blog nos vamos a centrar explicar el picaje psicológico, ofreciendo una guía orientativa sobre el posible origen psicológico del comportamiento del picaje.

Como sabemos, las aves, en especial los loros, tienen un comportamiento normal en la naturaleza de búsqueda de alimento, acicalamiento e interacción social. Pero, cuando los mantenemos en cautividad suelen suprimir muchas conductas naturales y se suelen estresar. 

El picaje psicógeno es una condición clínica caracterizada por una alteración del comportamiento muy común en pájaros domésticos. Se trata de una condición difícil de tratar y suele generar muchos problemas de interacción al ave y al propietario.

Para que encuentres herramientas útiles para mejorar esta conducta hemos preparado las siguientes recomendaciones.

Desde Veterizonia queremos mejorar las condiciones de vida de tus mascotas, por eso te ofrecemos estos tips prácticos.

¿Cuál es el comportamiento natural de las aves?

En la naturaleza, las aves psitácidas o loros, como son conocidas comúnmente, son una de las especies más inteligentes. En ellas es característica lo inquietantes y curiosas que pueden ser y que les gusta mantenerse en contacto con su bandada. 

Para ellas es importante dedicarse gran parte del día a actividades como búsqueda de alimento, acicalamiento e interacción social. 

Estas actividades básicas en su vida constituyen la normalidad de su comportamiento y son esenciales para mantener adecuada salud mental y bienestar. El acicalamiento y la búsqueda de alimento son comportamientos netamente instintivos e innatos; En cambio, la interacción social será aprendida durante la vida.

Es importante mantener el equilibrio entre las 3 tareas básicas, ya que es esencial para su salud mental y su bienestar.

Como cuidadores de aves en cautiverio debemos ser conscientes de que debemos crear un ambiente similar a su hábitat natural. Además de proporcionar una alimentación adecuada e higiene, fomentando el desarrollo de las conductas naturales.

Todo esto, entendiendo que la falta de estímulos produce aburrimiento y este terminará produciendo alteraciones psíquicas como estrés y ansiedad.

Picaje en aves, ¿Cuál es su origen?

El origen del picaje psicológico se debe a la falta de estímulos en nuestras aves psitácidas. Algunas de las más frecuentes en loros son:

Falta de búsqueda de alimento

La supresión del comportamiento de búsqueda de alimentos está asociada a la cautividad. En su hábitat natural el loro tiene que buscar su alimento en los árboles y puede pasar todo el día haciéndolo. En cambio, en cautividad lo tiene en abundancia y sólo le toma entre 15-20 minutos.

Disminución de la interacción social

Los loros siempre andan en bandadas en su hábitat natural y de esa manera se alimentan e interactúan. Este comportamiento también se ve alterado en la cautividad porque, si no tiene una pareja de su especie o convive con más ejemplares, únicamente interactúan con los humanos. Cuando el ave se queda solo durante tantas horas al día, se altera el equilibrio y se promueven los problemas conductuales.

Alteración del acicalamiento

Este último problema está estrechamente relacionado con la disminución de la interacción social. Al no haber comportamiento de búsqueda de alimento y disminución de la interacción social estas aves se estresan y sufren de ansiedad. Esto provoca una exacerbación del acicalamiento, que lo lleva a arrancarse y cortarse las plumas e incluso al punto de llegar a herirse.

De allí que, como cuidadores debemos detectar cuál es la alteración que estamos provocando y corregirlo

Lo ideal es utilizar herramientas para desarrollar de una forma natural sus comportamientos instintivos. De esta forma, estaremos reforzando comportamientos sociales saludables para mantener sana su autoestima y seguridad.

¿Cómo mejorar la conducta negativa del picaje en aves?

Los propietarios pueden establecer ciertas estrategias para promover una conducta natural y sana

Estas son algunas de las recomendaciones que podemos darte para mejorar la ansiedad y el estrés en tu loro:

1. Búsqueda de alimento

Es fundamental ofrecer una dieta balanceada basada en piensos especializados para aves psitácidas y de buena calidad. También, proporcionar la cantidad adecuada para no caer en excesos para evitar la obesidad, alteraciones de comportamiento, celo continuo e hiperactividad.

Además, puedes ofrecer frutas y verduras. Aunque, te aconsejamos evitar combinar no más de 1-3 frutas. Preferiblemente, no ofrezcas más de una variedad por día para evitar crear sensación de hiperabundancia.

Si existe un alimento que su ave prefiera, lo mejor será restringirlo y ofrecerlo más como un premio. Toma en cuenta que, a los loros les gustan las semillas de cacahuete, pipas de girasol, galletas o zumos de jugos. 

En ese caso, resulta ideal ofrecerlos después de realizar entrenamientos, educación o adiestramiento de comportamientos de búsqueda.

Fomentar el comportamiento de búsqueda en aves

Algunas de las estrategias que podemos adoptar para fomentar el comportamiento de búsqueda son las siguientes:

  • Posaderos con escondites de alimentos: para esto pueden usarse perchas elaboradas en madera natural con agujeros donde se puedan esconder pipas, semillas u otros premios. También, se pueden usar otros escondites como cajitas o cocos vacíos.
  • Comederos envueltos: se pueden envolver los comederos con cartón, papel periódico o papel de cocina para dificultar acceder a la comida. 
  • Comida envuelta: otra opción muy útil es envolver la comida de forma individual. Una idea muy práctica es hacerlas en forma de caramelo y en su interior colocar trozos de pienso, semillas o frutas. Para fomentar más el comportamiento de búsqueda podemos hacer envueltos que no contengan nada en su interior.
  • Esconder la comida: una forma muy sencilla de esconder la comida es mezclándola con materiales no comestibles. Entre los materiales más aptos para estas aves están los tronquitos de serrín y el sustrato de coco. Otra forma de estimular es usar una caja de arena o grit que contenga trozos de comida.
  • Juguetes: en las tiendas de mascotas y el mercado podrás encontrar infinidad de juguetes destinados a esconder comidas a tus loros. Entre los juguetes más usados están los escondites de premios y los pinchafrutas. Este tipo de juguetes estimula la inteligencia del ave y desarrolla la habilidad para encontrar comida. Siempre debemos asegurarnos de que están hechos de material no tóxicos para nuestras aves.
  • Adiestramientos y entrenamientos: la mejor forma de entrenar a tu loro es modificando el comportamiento de búsqueda de alimento natural. Se pueden reservar golosinas que sirvan para premiar los entrenamientos y además se estimula la interacción social. Estos adiestramientos serán un buen pasatiempo y ofrecerán momentos de gran diversión.

2. Interacción social con adiestramiento

En su hábitat natural las aves aprenden la interacción social por medio de las aves adultas a lo largo de su vida. Por naturaleza, los loros son aves muy inteligentes y mantienen sus capacidades de aprendizaje durante toda su vida. 

Cuando se encuentran en cautividad, su bandada serán los humanos que los cuiden. Entonces son sus cuidadores quienes deben adoptar el papel de mentores.

A estas aves les gusta aprender y la mayoría del tiempo les gusta mostrar su inteligencia a los compañeros. Como animales sociables les gusta tener compañía todo el tiempo, porque eso forma parte de su manera de interactuar. 

Para adiestrarlos y a su vez entretenerlos puedes mostrarles objetos y juguetes nuevos contándoles para que sirve. Enséñeles cómo se usan, además, enséñale y señale colores, texturas, lugares, entre otros. Aunque no lo creas lo entenderá, su capacidad de aprender es muy grande.

Órdenes básicas

Enseña órdenes básicas para contribuir a su educación y adiestramiento. Las órdenes más básicas son sube, baja, ahí:

  • Sube: con la mano situada al nivel de las patas del ave tócale suavemente y dígale “sube”. Una vez el ave haya posado su pata en la mano, sujétalo suavemente en sus dedos. Posteriormente, elévalo para que termine posándose por completo en la mano. Recuerda que, cuando se trata de un ave mansa esta orden no requiere de alguna premiación con golosinas, es suficiente las muestras de alegría. Los loros mansos tienden a cumplir las órdenes con más facilidad. En el caso de que el ave sea agresiva lo ideal es intentar convencerlo con una golosina. Si el ave responde al soborno, entonces proceda a comerse la golosina con mucho gusto y mostrándolo al loro.
  • Baja: enseñarle a bajar es tan importante como enseñarle a subir, y esto será clave para guiar a su loro al moverse. En este caso deberá posar su mano donde se encuentra el loro, en una distancia más baja a la percha. Girando la mano lentamente haga que el loro se incline hacia abajo y pronuncie la palabra “baja”. Es importante que siempre se cumpla la regla de que tiene que subir a la mano o bajar de la mano hacia otro objeto.
  • Ahí: en cautiverio es importante que el ave sepa mantenerse en un lugar seguro como la percha, si se encuentra fuera de la jaula. De esta forma podrá estar con sus cuidadores sin riesgos para él y para otras personas. Además, evitará que deambule libremente por la casa y corra el riesgo de traumatismos, intoxicaciones o dependencia a una sola persona. Enseñarle la palabra “ahí” es muy fácil, puedes ayudarte con parques portátiles o perchas que puedan colocarse encima de mesas. Es importante que el ave no quede por encima de las personas ya que puede alterar el comportamiento para acatar órdenes.

El ave debe ser premiada de forma verbal o con premios y caricias mientras se mantenga en la percha. Prueba su habilidad de acatar órdenes saliendo de la habitación durante unos minutos. Si al regresar el loro se mantiene en la percha debe ser premiado.

Si el loro sube o baja de la percha, regresa a la percha sin pronunciar ninguna palabra. Además de golosinas, puedes probar con juguetes, pulverizaciones y otros premios para que el ave entienda que debe permanecer en la percha. Aunque es una labor de dedicación y tiempo, es muy importante y necesaria al tener un loro como mascota. 

3. Acicalamiento y cuidado de las plumas

El plumaje para cualquier ave es sumamente importante, ellas representan cuidado, protección y en general, bienestar. El acicalamiento forma parte de su interacción con su bandada, por eso es tan importante para los loros. Mediante esta actividad, establecerán vínculos y se relajan, evitando la ansiedad y el estrés, además de mantener limpias y cuidadas sus plumas.

Como en cautiverio se suele exacerbar este comportamiento de forma dañina y perjudicial, entonces es conveniente adoptar ciertos cuidados:

Pulverizaciones de agua

Para iniciar los cuidados se pueden utilizar pulverizaciones de agua limpia. Esto estimula el proceso normal de acicalamiento y mejora la calidad del plumaje. Procura usar solo agua limpia y fresca, evitando usar productos comerciales de pulverizaciones que son perjudiciales y tóxicos para las aves. 

Evita asustar al ave, lo más recomendable es pulverizar hacia arriba o hacia un lado mientras le hablamos. De esta forma, lo mantendrás tranquilo y podrá comenzar a sentir el rocío del agua en sus plumas. 

También, debes evitar apuntar directamente al loro, lo ideal es realizar pulverizaciones hacia arriba dejando que el agua descienda sobre el ave. Esto puede realizarse mientras el ave se encuentra fuera de su jaula y se está compartiendo tiempo con él. De esta forma se establecen vínculos para que el ave mantenga la interacción social.

Otra estrategia es ofrecerles objetos que el loro pueda acicalar como cepillos de cerdas naturales, plumeros o borlón de esparto. Así, el loro podrá entretenerse acicalando a los objetos sin hacerse daño en sus propias plumas.

¿Cuál es la diferencia entre muda y picaje en aves?

Aunque visualmente puedan parecer similares, hay muchos aspectos importantes que las diferencian. La muda se trata de un proceso fisiológico y natural de recambio del plumaje que nunca deja zonas del cuerpo sin plumas. En cambio, el picaje en aves es producido por un exceso de acicalamiento o un arrancamiento de plumas que deja zonas sin plumas.

Como cuidadores resulta conveniente evaluar la conducta del animal, para determinar si la pérdida de plumaje obedece a un picaje en aves patológico. Pues, durante la época de reproducción y cría se puede producir un exceso de acicalamiento, pero en ese caso es para construir el nido.

Desde Veterizonia buscamos enseñar a los propietarios y cuidadores a estimular y enriquecer el comportamiento social y físico de las aves. De esta forma, mejoramos su calidad de vida en cautiverio y garantizamos su equilibrio emocional. 

Ante cualquier situación patológica de picaje en aves te recomendamos consultar con nuestros veterinarios especialistas en animales exóticos. En Veterizonia contamos con un equipo de especialistas destinados a evaluar de forma integral a tu mascota. ¡Ven y visítanos!

× ¿Podemos ayudarte?