Envíos gratis para pedidos superiores a 69 €

Moquillo o Panleucopenia Felina (FPV).

qué es Virus Panleucopenia Felina Veterizonia

¿Qué es el virus de la Panleucopenia Felina (FPV?

Llamado también el Parvovirus Felino, el virus de la Panleucopenia Felina (FPV) es una enfermedad viral altamente infecciosa de la que son víctimas algunos gatitos y gatos adultos.

La mayoría de casos tienen consecuencias fatales ya que si bien es una enfermedad controlada por la vacunación veterinaria, es justamente esto lo que juega en contra de los gatos que contraen la enfermedad ya que algunos propietarios creen equivocadamente, que es una enfermedad improbable o erradicada.

No hay que bajar la guardia.

A partir del cumplimiento riguroso de vacunación contra el FPV, en la población de gatos domésticos esta enfermedad es mínima pero no ocurre lo mismo con los gatos de las colonias, ferales e incluso algunos refugios.

Debido a la procedencia del gato, muchas veces algunos llegan infectados ocasionado brotes dentro del lugar si no son examinados correctamente.

¿Cómo se detecta la Panleucopenia Felina?

Pruebas diagnósticas

Entre las formas de diagnóstico más usadas están la prueba en heces, hematología, bioquímica, Elisa en sangre y PCR en heces o en sangre. Tu veterinario hará las que considere necesarias para descartar alguna infección, conocer la condición y establecer el avance de la enfermedad.

Síntomas visibles

Hay algunos síntomas visibles que pueden ser indicadores de esta enfermedad, entre ellos están:

Sintomas visibles Panleucopenia Felina Veterizonia
No esperes a que sea demasiado tarde y la infección avance.
  • Fiebre alta.

A diferencia de los humanos es difícil únicamente por el tacto sospechar cuando un gato tiene fiebre. Por ello es recomendable tener un termómetro en casa, hay algunos que en un segundo toman la temperatura, la misma que en un gato adulto debe estar entre los 38 y 39 grados, mientras que en los gatitos es de 39,5 grados.

  • Vómito.

Algunos gatos vomitan algunas veces para arrojar la bola de pelos y otras porque comen plantas pero cuando el vómito es recurrente es evidente que se trata de algo mayor. 

  • Diarrea (casi siempre con sangre).

Al igual que con el vómito, la diarrea ocasional puede ser por varios motivos como el cambio de pienso o quizá alguna indigestión por una alimentación inadecuada pero cuando la diarrea tiene sangre, es un indicador de que algo no anda bien. 

  • Decaimiento.

El sueño muchas veces se confunde con la letargia. Para descartar que no sea algo mayor, intenta jugar con tu gatito o darle algún premio para ver cómo reacciona. Si no muestra integres por ninguno entonces algo grave puede estar pasando.

  • Deshidratación.

Una prueba muy fácil y sencilla para saber si tu gato está deshidratado ademas del vómito y la diarrea, es coger con tus dos dedos pulgar e índice un pedacito de piel (debe ser de la nuca o la espalda) y levantarla levemente, algo así como un pellizco pero con las yemas de los dedos para no ocasionarle dolor. Observa muy bien: si la piel vuelve a su lugar rápidamente es una buena señal pero si por el contrario se queda levantada mas de 3 segundos, es señal de que tu gatito esta deshidratado. 

Si tu gatito presenta estos síntomas, llévalo a tu veterinario de inmediato. Con seguridad allí le harán las pruebas necesarias para descartar un posible parvovirus felino.

¿Cómo prevenir el parvovirus felino? ¿Existe vacuna?

Afortunadamente existe vacuna para esta enfermedad. Se trata de la Triple Felina o Trivalente, que además incluye la protección contra el calicivirus y rinotraqueitis, pero de estas dos hablamos más adelante.

Vacuna contra Panleucopenia Felina Veterizonia
La vacuna Trivalente sirve además para el Calivivirus y la Rinotraqueitis.

La primera dosis de Trivalente se debe aplicar a los gatitos tras el destete, alrededor de las 8 semanas, así los anticuerpos maternos no interferirá ni disminuirán la efectividad. La dosis de refuerzo se administra un mes después y cada año deberá tener un refuerzo, pero todo esto dependerá del Protocolo de Vacunación de tu veterinario.

Aquí puedes consultar el de nosotros, que incluye todo lo necesario para que tu gatito crezca fuerte y sanito.

Preguntas frecuentes:

¿Se puede vacunar a un gato adulto contra el parvovirus felino?

Por supuesto que si. De hecho, es lo más recomendable cuando un gato es rescatado de alguna colonia y si provienen de algún refugio o protectora. Tu veterinario le hará las pruebas y exámenes necesarios para iniciar su plan de vacunación con una primera dosis y un refuerzo pasadas dos semanas en promedio. 

¿Y si has adoptado o comprado un nuevo gato?

Cuando adoptas a un gato feral o compras un gato, es primordial que lo lleves al veterinario el mismo día que decides acogerlo no solo por el parvovirus felino, sino por responsabilidad y para conocer el estado de salud general de tu nuevo amigo peludo, siendo aún mas necesario hacerlo si es que ya tienes otro gato en tu hogar.

¿Puede contagiarse a otros gatos? ¿Y a los humanos?

La Panleucopenia Felina es un virus altamente contagioso pero no es una enfermedad zoonótica, es decir que no puede transmitirse a seres humanos pero si puede transmitirse a otros gatos, por ello es que en Veterizonia somos tan insistentes con el cumplimiento del Plan de Vacunación de un gatito, ya que este evitará que tu bigotudo amigo contraiga esta y otras enfermedades.

¿Qué hacer si has tenido contacto con un Gato con Palenucopenia?

Como acabamos de decir se trata de un virus muy contagioso que se va a excretar en las heces y, en general, en cualquier líquido corporal de los gatos enfermos.

El virus se contrae a través del contacto directo con las heces o, de manera indirecta, al contactar con el entorno o con objetos contaminados, como los comederos o las camas. Desinfecta muy bien el entorno, espacio o ambiente si has tenido a un gatito con Parvovirus Felino o, incluso deshazte de todos sus enseres ya que es un virus muy contagioso y de gran resistencia en el ambiente.

¿Puede un humano contagiarlo a un gato?

Desgraciadamente los humanos si hemos tenido contacto con el virus de la podemos transmitirlo de un gato a otro. Este accede al organismo cuando se ingiere, lo que es fácil, ya que los gatos pasan horas lamiéndose el pelaje. Así que, de nuevo te recomendamos que desinfectes en profundidad tu ropa, calzado y piel antes de entrar en contacto con otro gato.

Esperanza de vida de un gato con FPV.

Para nuestra tristeza la tasa de mortalidad de esta enfermedad supera el 90% de los gatitos infectados siendo mucho más vulnerables los gatitos pequeños. Sin embargo es muy importante mencionar que el tratamiento de soporte y unos buenos cuidados de enfermería reducen significativamente la mortalidad.

En Veterizonia, los tratamientos que más usamos para la Panleucopenia Felina son el suministro de antibióticos, antieméticos e Interferón que sumados al aislamiento, la desinfección del entorno y una adecuada hidratación, pueden mejorar el cuadro clínico de tu amado gatito ayudándolo a superar la infección.

Además es recomendable hospitalizar de inmediato a un gatito con Parvovirus Felino ya que, allí le prestamos toda la atención y cuidados necesarios para que todo salga lo mejor posible.

Conclusiones finales

Prevenir es mejor que…

Lamentar una infección por parvovirus felino. Además del Plan de Vacunación que es vital para tu pequeño y orejudo amigo viva sanito, te recomendamos:

  • Acudir a un veterinario de confianza ya que algunas veces las vacunas están vencidas, minimizando o anulando su efectividad.
  • Preguntar y verificar que la protectora, refugio o criadero haya implementado las medidas preventivas de limpieza, control y vacunación necesarias.
  • Estar muy pendiente de los refuerzos de la vacuna. Algunos propietarios se confían de los refuerzos del año y del mes dejando expuestos a sus gatitos a esta terrible enfermedad.
  • Evitar que tu gato salga. Los gatos “outdoor” están mucho más expuestos no solo a esta sino a muchas otras enfermedades.

La parte buena es que…

Si tu pequeño logra superar la enfermedad, se volverá inmune a ella y tendrías un lindo gatito para toda su vida.

Cuando salga de hospitalización y puedas llevarlo de nuevo a tu casa, aún estará débil y necesitará de todo tu cuidado y amor. Prepárale un lugar calentito y cómodo además de darle muchos mimos hasta que se recupere completamente. Por favor, recuerda desinfectar muy bien todas sus cosas para evitar una recaída fatal y el contagio de otros gatos.

Si tienes más dudas, separa tu cita veterinaria para poder ayudarte,

× ¿Podemos ayudarte?