Envíos gratis para pedidos superiores a 69€

El Virus de Inmunodeficiencia Felina, VIF.

Si has escuchado hablar del SIDA en gatos pero no sabes qué es realmente, estás en el sitio correcto. En este post vamos a contarte todo lo que necesitar saber sobre el Virus de la Inmunodeficiencia Felina (VIF), cómo saber si tu gato está infectado, cuáles son los efectos negativos que puede tener en el organismo de tu gato, cómo debes prevenirlos además resolveremos las preguntas y dudas más frecuentes acerca del VIF.

En la actualidad, aproximadamente, el 11% por ciento de gatos en el mundo son afectados por el virus de inmunodeficiencia felina o sida felino.

En el año 1987, este lentivirus fue aislado por primera en la ciudad de California (EEUU) después de una investigación epidemiológica en una colonia de gatos aparentemente sanos pero fue en la año 1996 cuando se conoció la forma en la que el virus de inmunodeficiencia felina atacaba el sistema inmunológico de los gatitos debilitándolo a tal punto de destruir su sistema de defensas.

¿Qué es el VIF en gatos?

El FIV en gatos es un estado similar al virus que causa el SIDA en las personas. Infecta los glóbulos blancos del sistema inmunológico, matándolos o dañándolos. Se necesita un sistema inmunológico saludable para combatir infecciones y controlar el cáncer en el cuerpo; por lo que los gatos infectados tienen un mayor riesgo de contraer enfermedades e infecciones por otros virus y bacterias.

Algunos mitos que debemos aclarar.

A partir del nombre común con el que se le conoce que es el Sida felino, muchos propietarios de gatos positivos se formulan una serie de preguntas basadas en suposiciones carentes de soporte científico.

¿Se puede contagiar a los humanos?

La más común es la probabilidad de transmitirla a los humanos o dicho de otro modo, si existe riesgo de que las personas contraigan el SIDA de los gatos infectados, lo cual es improbable. El sida felino no se contagia a humanos, hasta el día de hoy no se conoce ningún caso en el que esto haya sucedido.

¿Un gato con Sida Felino es promiscuo?

Este es otro mito por aclarar. Se le llama Sida Felino por la forma en la que actúa en el organismo de un gato pero al igual que sucede con los humanos, no es una enfermedad que derive de la promiscuidad, ni siquiera se ha llegado a comprobar que se contagie por la sexualidad es decir que, para que haya contagio no es necesario que un gato se aparee con otro.

Entonces, ¿cómo se contagia el virus de inmunodeficiencia felina?

El contagio es por la saliva y donde mayormente se localiza este virus es en la boca del gato reduciendo la probabilidades de que suceda por transmisión sexual ya que no existe saliva en los órganos reproductores del gato.

Siendo así, la probabilidad de contagio mayor es cuando un gato muerde a otro gato ya sea por riñas, juego o al copular que ocurre cuando, el gato macho muerde el cuello a la hembra para inducirle el pene por lo que en este momento le estaría transmitiendo el virus. Por ello, los gatos machos sin castrar corren mayor riesgo de contagio del sida, y se incrementa más aún con gatos sin hogar, en colonias y extraviados.

¿Cómo saber si un gatos está infectado?: Diagnóstico.

La medicina veterinaria y de pequeñas especies ha avanzando mucho en los últimos años, descubriendo nuevas formas de diagnosticar  3 formas de diagnosticar el el virus de inmunodeficiencia felina. Aquí te explicamos cuales son.

1. Prueba rápida.

Es similar a la prueba del Virus de la Leucemia Felina y se hacen conjuntamente. Es decir que la prueba viral rápida abarca ambos test. Sin embargo, estas pruebas no son completamente precisas, y los gatos que dan positivo deben ser confirmados usando una prueba diferente de un laboratorio.

Algunos gatos VIF que tienen el virus darán negativo a pesar de que estén infectados, ya que, muchos gatos sobre todo si pequeños, menores a 4 meses, apenas están desarrollando inmunidad.

Así que, se recomienda repetir esta prueba a los 2 meses para segura que efectivamente el resultado sea 

Funciona como un test de embarazo pero con la sangre: se obtiene una pequeña gota de la sangre del gatito y se coloca en el dispositivo. Después de unos minutos el test indicará con uno o dos rayitas si es negativo a positivo respectivamente.

detectar-virus-del-sida-felino-veterizonia

2. Hematología.

Se hace con una toma de muestra de la sangre del gato, la misma que se procesa y analiza en un laboratorio. Los resultados pueden tardar unos días dependiendo del laboratorio. Es más fiable que la prueba rápida sin embargo por lo que hemos dicho anteriormente es recomendable repetirla cuando tu veterinario lo indique dependiendo del estado y la procedencia del gatito.

Hay varias otras consideraciones con el análisis de sangre. No se puede usar para gatitos menores de 20 semanas nacidos de una madre infectada por VIF. Algunos de estos gatitos tendrán anticuerpos de su madre contra el VIF, pero no están infectados con el virus y estos anticuerpos interfieren con la prueba. Si no se sabe si la madre está infectada, es mejor esperar hasta que el gatito tenga más de 20 semanas antes de realizar la prueba.

Además, pueden pasar hasta 12 semanas después de contraer el virus antes de que el análisis de sangre pueda detectar que un gato tiene el virus. Si le preocupa que tu gato esté infectado (por ejemplo, después de una pelea de gatos), debes esperar 12 semanas antes de realizar la prueba. Finalmente, los gatos enfermos pueden no producir anticuerpos, por lo que también pueden dar negativo en la prueba.

3. PCR.

Es un prueba molecular que diagnostica con una fiabilidad del 99% si tu gatito está infectado con el virus. Por mucho es más costoso que las dos primeras, sin embrago te recomendamos hacerla el PCR si el gatito proviene de alguna colonia o de la calle y nuestro consejo es mas valido aún, si tienes más gatos ya que el virus de inmunodeficiencia felina no tiene vacuna ni cura.

¿Cuáles son los síntomas de un gato positivo a VIF?

Al igual que en la infección por el VIH en humanos, existen muchos gatitos portadores del VIF que pueden no mostrar ningún síntoma visible de la enfermedad durante años. Es por ello que antes de adoptar a uno sobre todo si viene de la calle, de alguna colonia o incluso de una protectora, sigas el protocolo que tu veterinario te recomiende.

Cuando el gato presenta una crisis o su sistema inmunológico está debilitado, puede  mostrar algunos síntomas clínicos como:

  • Gingivitis / estomatitis.
  • Nódulos linfáticos aumentados (los pequeños bultos a menudo denominados “glándulas”).
  • Inflamación de los ojos (conjuntivitis)
  • Pérdida de peso.
  • Disminución del apetito.
  • Fiebre leve.
  • Vómitos y diarrea.

Preguntas y dudas más frecuentes:

¿Debo eutanasiar a mi gatito con VIF?

No necesariamente. La eutanasia solo debe hacerse cuando el gato presenta un episodio de crisis o cuando el virus se ha manifestado en el organismo con alguna enfermedad evidente que le ocasione deterioro.

Los gatos positivos a VIF pueden vivir años sin manifestar síntomas, sin embargo es recomendable llevarlo al veterinario periódicamente y tener los cuidados que te damos más adelante.

Los gatitos pequeños ¿también pueden ser positivos? 

Así es. De hecho, es a esta edad cuando los gatitos empiezan a desarrollar defensas contra esta y varias enfermedades, precisamente para ayudarle al organismo a tener defensas fuertes es que existen las vacunas pero al no haber vacuna para el virus de inmunodeficiencia felina, algunos de ellos no logran la inmunidad.

Aproximadamente una cuarta parte de los gatitos nacidos de una madre infectada se infectarán y existe una pequeña posibilidad de que el virus se transmita al compartir tazones de comida y cuando los gatos se lamen durante el aseo.

¿Existe una vacuna para gatos VIF?

Actualmente no hay ninguna vacuna disponible en España. En los Estados Unidos se usa una vacuna, pero no es fiable y no funciona contra todos los tipos de VIF. También plantea problemas a los veterinarios porque un gato vacunado dará positivo en la prueba de VIF.

¿Cómo es el tratamiento para un gato positivo a VIF?

No existe vacuna ni un tratamiento específico para curar el virus de inmunodeficiencia felina, si el gato está sano no es necesario ningún tratamiento, sin embargo, te vamos a dar algunas recomendaciones que ayudarán a que tu gato tenga muy buena calidad de vida para que su sistema inmune no se debilite.

  • Los chequeos veterinarios regulares, cada de seis meses, pueden ser útiles.
  • Llevar un control antiparasitario interno y externo de buena calidad con un producto comprado al veterinario como el stronghold plus para reducir las posibilidades de contraer algunas enfermedades felinas.
  • Comer pienso y alimento de buena calidad. No le des comida cruda que puedan contener bacterias, como huevos crudos o carne a tu gato si es positivo.
  • Reducir es el estrés enriqueciendo su entorno con espacios y juguetes para gatos.
  • Suministrándole suplementos de uso veterinario que ayude a fortalecer sus sistema inmunológico.
  • Evitando que salga del hogar a “buscarse problemas” con otros gatos y exponerse al peligro. Se debe desalentar la caza.
Virus de Inmunodeficiencia Felina
En nuestro Pet Shop tenemos de todo para que tu gatito positivo viva lleno de positivismo y energía, visítanos!

¿Puedo tener dos gatos positivos VIF?

Si la socialización es favorable no hay problema en tener dos gatos positivos ya que ambos se la llevarían muy bien y esto podría ayudar a que vivan sin estrés, sin embargo no debes bajar la guardia y llevarlos periódicamente al veterinario.

Lo que debes evitar es tener un gato positivo y uno negativo viviendo juntos ya que es probable que este último se contagie. De ser así, deberías tener mayor cuidado sobre todo con los comederos y bebederos, lo ideal sería que fuesen diferentes, ya que es allí en donde podrían intercambiar la saliva. Los recipientes de comida al igual que las bandejas higiénicas deberían desinfectarse después de su uso para matar el virus.

El virus muere fuera del gato en unas pocas horas, por lo que la infección no se transmite fácilmente a los objetos.

Algunas recomendaciones adicionales.

Aunque ya lo hemos mencionado antes, queremos volverte a pedir que no dejes salir a tu gato si es positivo a VIF, primero por su propia salud y bien estar y segundo porque es muy probable que propague y contagie a otros gatos.

Esterilizar a tu gato es parte de la tenencia responsable pero si tienes uno positivo, la responsabilidad es aún mayor, así reducirás sus ganas de salir a sus andanzas y meterse en problemas con otros gatos.

¡Amalo y cuídalo mucho! Un gatito positivo es igual a uno sin el virus: ronronean, juegan, comen, y tienen una vida normal. Además al tener uno le estarás dando una oportunidad a un gatito que a decir verdad, lo necesita mucho.

Virus de Inmunodeficiencia Felina
No hay por qué angustiarse ya que un gato positivo puede vivir por muchos años a tu lado.

Por último y nuestra recomendación más importante es que cualquier duda que tengas, consultes con tu Centro Veterinario de confianza. La web es un medio para aprender únicamente sobre el contexto y antecedentes de ciertos temas pero jamás como herramienta de consulta médica.

Si tienes más dudas, reserva tu cita veterinaria o llámanos al 962-067-039 para un asesoramiento completamente personalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× ¿Podemos ayudarte?