Envíos gratis para pedidos superiores a 69€

¿Cómo cepillar el pelo de mi gato?

Muchos de nuestros lectores se preguntan cómo cepillar el pelo de mi gato por la cantidad de pelo que éste suelta por todo el hogar, y que en muchas ocasiones, es realmente complicado de limpiar.

Nosotros vamos a darte respuesta a la pregunta sobre cómo cepillar el pelo de mi gato, para que los restos capilares que suelta tu mascota, no sean un inconveniente a la hora de limpiar tu casa porque realmente no es un problema tan grave como parece.

La verdadera clave para lograr tener un hogar limpio en el que puedas convivir a gusto con tu amado felino te la vamos a dar ahora, ya que no es tan difícil como parece y un buen cepillado, realizado de forma correcta, te ayudará a conseguir resolver el problema.

Aquí vamos a darte unos trucos para cepillar el pelo de tu gato al mismo tiempo que le das un poco de cariño y mimos.

Claves para cepillar el pelo de mi gato

1. Cepillar el pelo de tu gato es a la vez una gran forma de consentirlo, y asimismo, le ayudará a eliminar nudos en su bonito pelaje. Es importante quitarle los pelos que se le deprenden, y comprobar que se encuentra libre de pulgas y goza de una salud de hierro.

2. Si tu gato ya es adulto no es un problema, pero queremos que sepas que lo ideal es cepillar el pelo de tu gato desde que es pequeño. El cepillado depende de lo largo que sea el pelo de tu gato, de su raza, y es mejor que lo hagas cada dos días en caso de que tenga el pelo largo, y una vez semanalmente, si es una raza con pelaje corto.

3. El mejor cepillo para realizarlo es uno con cerdas suaves. Éste es mejor adquirirlo en una tienda especializada, y con ello, te asegurarás de no hacerle ni el más mínimo daño.

Los  movimientos suaves, como si de un masaje se tratara son ideales, y puedes empezar desde su cuello encaminándote hacia su lomo, y más tarde, pasar el cepillo por sus laterales, patas y en último instante por su cola.

4. Cuando se trata de gatos de pelo largo, como el siberiano, empieza a cepillarlo con un peine de dientes anchos para desenredar cada nudo en primer lugar, y más tarde, usa el de cerdas suaves para continuar con el trabajo del cepillado.

5. Cuidado con sus ojos, barba y bigotes, esto muy importante, ya que puede causarle dolor a tu gato y no agradarle, por lo que ese dulce instante puede volverse una pesadilla para el animal.

6. El cuello… ¡Qué delicia para tu minimo! Cepillar parte de su cuello producirá en tu felino una sensación generalmente agradable, por este motivo, por qué no terminar el cepillado volviendo a dedicarle unos minutos a esta parte del animalito con lo que harás que se sienta feliz y agradecido. ¡Sentirá que lo quieres con locura!

Esperamos que te haya gustado este artículo y tus dudas sobre cómo cepillar a tu gato hayan quedado resueltas, pero si tienes cualquier otra, puedes contactar con nosotros sin ningún tipo de compromiso. Un saludo del equipo de veterizonia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× ¿Podemos ayudarte?