Envíos gratis para pedidos superiores a 69 €

¿Cómo saber si mi gata está en celo?

mi gata está en celo

En este artículo vamos a ayudarte a aclarar algunas dudas que existen alrededor del celo en las gatas, muy distinto al de las mujeres humanas, por cierto.

Por si hay alguien que no lo tenga claro el celo en las gatas es el periodo en el cual cual ella se muestra fértil y puede quedar preñada.

Aclarando algunos mitos..

Lo primero que queremos explicarte es acerca de la falsa creencia que las gatas deben tener al menos un celo en su vida para ser más felices o más hermosas, para evitar infecciones de útero tumores y/o cáncer de mama.

No existe fundamento científico que compruebe que esto sea cierto y por ello te recomendamos que a no ser que seas un criador de gatos de raza, esterilices a tu gata para evitar varios problemas que te explicaremos a continuación.

Si esterilizas a tu gata, por el contrario, evitarás en un 95% la probabilidad de un tumores de mama y te ahorrarás algunas molestias como posibles escapes o fugas, conductas fuera de lo común y problemas con otros gatos que quieran aparearse con ella.

Su primer celo

A diferencia de las mujeres las gatas son bastante jóvenes cuando pueden tener su primer celo. Lo normal es que este ocurra a los 6 meses de edad (9 años humanos) pero hay algunas gatas que este ocurre a los 4 meses (6 años humanos), sin embargo también hay unas pocas que pueden demorar hasta los 11 meses (12 años humanos) dependiendo de que alcance el peso de un gato adulto que es por encima de los 2,5 kilos.

¿Cuánto sucede, dura y cuantas veces tiene el celo de mi gata?

Existen variaciones pero, normalmente, una gatita puede tener su primer celo entre los 4 meses y el primer año de edad aunque esto puede varias en función de la raza o peso de la gata este suele durar alrededor de 7 días y puede darse entre unas 3 o 4 veces al año. Estos aspectos pueden varias de una gata a otra dependiendo de varios factores como son el clima, de la cantidad de gatos con los que conviva y si estos son hembras o machos.

Indicadores de que mi gata está en celo

Una vez que tu gata ha tenido su primer celo, es fácil identificar cuándo lo volverá a tener. Ellas no presentan sangrado ni hinchazón vulvar como otras especies pero los síntomas visibles de una gata en celo son tan obvios, que no podrás confundirte cuando lo esté.

  • El maullido es estridente, agudo y mucho más continuo de los normal que muchas veces aumenta por las noches.
  • Su lenguaje corporal es más afectivo. Se acuesta y se frota contra ti, contra las paredes y otros gatos. Hay algunas gatas que cuando las frotas, levantan la cola y arquean su cuerpo apoyándose sobre sus patas delanteras como mostrando la vulva para una supuesta copulación.
  • Tiene algunos cambios de carácter como volverse más afectuosa de lo normal y pocas veces intolerante. A veces llega a tumbarse en el suelo para que la acaricies.
  • Presenta conductas marcatorias como orinar poco y frecuentemente para llamar al macho por medio de las feromonas.
  • Intentar escapar cuando una gata está en celo, el instinto provoca que tu gato intente escapar cuando ve que la puerta se escapa. Fuera es donde yacen los posibles pretendientes y su necesidad de atraerlos y aparearse con ellos se hace evidente. Durante este momento, es probable que tu gata casera si logra huir puede que no aparezca en más de un día y hasta una semana o más. Asegúrate de sellar todas las vías de escape y vigilarla cuidadosamente.
  • Pérdida de apetito. Aunque es poco frecuente, es bueno advertirte que algunas gatas se ponen nerviosas o demasiado ansiosas durante el celo y esto hace que no tengan la tranquilidad necesaria para comer.
mi gata está en celo

¿Cómo calmar a tu gata en celo?

  • Ser muy cariñoso con ella, acariciarla y cepillarla periódicamente con cepillos para gatos para que se sienta más tranquila.
  • Prestarle atención, permanecer más tiempo con ella y jugar ya que en esos días estará muy sensible y más afectuosa de lo normal.
  • Puedes acondicionarle una cama caliente con una manta y un rascador para que libere un poco de estrés.
  • También puedes valerte de las feromonas naturales para calmar a tu gata en celo.
  • Mantén su arenero limpio y no le apliques productos que tengan mucha fragancia ya que los gatos por lo general son muy sensibles a los olores.
  • Si notas que está demasiado exaltada, que no duerme bien y está decaída, acude a tu médico veterinario para una respectiva evaluación.

Por último y como te lo explicamos al comienzo del artículo, a no ser que seas un criador de gatos, nuestra más sincera recomendación sería que la esterilizaras, así tendrá mejor calidad de vida y vivirá mucho más tranquila disfrutando de ser una gata feliz y equilibrada.

× Â¿Podemos ayudarte?