Envíos gratis para pedidos superiores a 69 €

Cómo cuidar de los Yacos y otras aves Psitácidas. Una guía completa de Veterizonia

yacos y avespsitácidas

La aventura de tener un ave exótica como los Yacos en tu hogar es una idea bastante divertida pero a la vez se tiene que realizar de manera responsable.

Este grupo de aves se ha convertido en una de las mascotas más populares por su inteligencia y capacidad para repetir palabras. Sin embargo, al ser aves exóticas, requieren de un cuidado especial para garantizar una alta calidad de vida, y su longevidad.

Si has tomado la decisión de incluir un Yaco como nuevo miembro de tu familia, no te preocupes. Para ayudarte, desde Veterizonia hemos creado una guía completa que te enseñará cómo cuidar de los Yacos y otras aves Psitácidas.

Antes de seguir con las indicaciones de cómo cuidar de los Yacos, comencemos por conocer un poco más de cerca qué es un Yaco:

¿Qué es un Yaco o ave Psitácida?

Se trata de un grupo de aves originarias de África Ecuatorial. Su hábitat se ubica específicamente en sus majestuosos bosques húmedos, a 2200m sobre el nivel del mar. La variedad más común son los Yacos de cola roja y los Yacos de cola de vinagre.

Su particularidad y característica muy especial es que por naturaleza son animales muy inteligentes, curiosos e inquietos. Son capaces de desarrollar impresionantes capacidades, sobre todo cuando son estimulados adecuadamente. 

Es importante conocer su comportamiento en la bandada, para aportar una adecuada educación y evitar la agresividad en ellos.

En cautividad, varían sus periodos de reproducción en dependencia de la ubicación geográfica. En España – específicamente- suelen entrar en celo en los meses de noviembre a abril, y de junio y julio. Sin embargo, no es extraño que puedan aparecer conductas de celo en cualquier época del año.

Los polluelos están listos para abandonar el nido a los 80 días de edad, pero pueden destetar completamente a los 4 meses. En general, son unas aves con una longevidad bastante larga, pueden llegar a una esperanza de vida de 40 a 60 años.

Esto es un dato muy importante a la hora de decidir adquirir uno de estos ejemplares, puesto que van a vivir durante muchísimos años e incluso puede convertirse en herencia para nuestros hijos.

Al ser animales gregarios, requieren de compañía y atención por parte de sus propietarios

Y, precisamente, como propietarios debemos ser capaces de proporcionar una  alimentación adecuada, cuidados y estímulos, para evitar trastornos como ansiedad, frustración y agresividad. 

¿Dónde alojar a tu Yaco o ave Psitácida?

Lo primero que debemos considerar sobre cómo cuidar los Yacos, es dónde será su lugar en nuestro hogar. En tal sentido, el lugar especial para este grupo de aves son las pajareras, aunque esta debe tener ciertas características:

  • En general, debe ser una jaula amplia, donde mínimo el animal pueda abrir sus alas sin tener que rozar los barrotes. Es importante que incluya cierres a prueba de loros, ya que ellos suelen abrir las puertas con mucha facilidad.
  • La jaula debe incluir perchas, de esta forma podrá posarse cada cierto tiempo y descansar mientras esté dentro de la jaula. Las perchas han de ser de diferentes texturas y grosores para evitar problemas en las superficies plantares y nunca ser de plástico.
  • Es importante que nuestro Yaco, salga a diario de la jaula, siempre bajo vigilancia para evitar intoxicaciones.
  • La jaula debe ubicarse en un lugar totalmente seguro y resguardado, especialmente que no haya corrientes de aire y sol directo.
  • Es recomendable incluir un humidificador, porque al ser de climas húmedos necesitan humedecerse varias veces al día. En caso de no contar con humidificador, se pueden realizar pulverizaciones de 1 a 4 veces al día.
  • Por último, es necesario mantener ciertas condiciones higiénicas para evitar enfermedades en tu Yaco. Es recomendable que el piso de la jaula tenga una rejilla para que se acumulen las deyecciones y restos de comida. Se debe asear una vez a la semana con jabón y lejía, secar muy bien y colocar arena en la base.
  • Los comederos y bebederos siempre deben de colocarse en las zonas altas de la jaula para vitar que las deyecciones caigan sobre ellos.

¿Cómo alimentar a nuestro Yaco o ave Psitácida?

En general, este tipo de aves debe alimentarse con comida especial para aves africanas. Sin embargo, como propietarios solemos elegir compuestos de semillas que suelen generar muchas enfermedades a largo plazo.

Elige una dieta basada en piensos o compuestos en forma de pellets. Entre los piensos más recomendados, podemos mencionarte los de la marca Harrison y Zupreem.

También, puedes incluir frutas y verduras, preferiblemente un solo tipo de fruta al día, pero la mayor variedad durante el año. En cuanto a las pipas y semillas, deben darse de forma limitada porque puede generar muchos trastornos de salud. La recomendación es de 5 pipas de girasol, ½ nuez o 1 cacahuate.

Para estas aves está totalmente prohibido el consumo de aguacate, chocolate, cebolla, patata, berenjena y ajos crudos, por ser altamente tóxicos. Nunca se debe de administrar los huesos de frutas, alimentos muy salados, fritos o grasos porque pueden comprometer sus riñones e hígado.

Lo más recomendable es agua fresca y limpia, conjuntamente con el zumo de frutas naturales. Jamás le suministres bebidas como alcohol, refrescos comerciales o bebidas excitantes, como el café. 

En condiciones normales no es necesario darles suplementos alimenticios o vitaminas a estas aves. Si se mantiene una alimentación balanceada y correcta, el Yaco se mantendrá completamente sano. 

Para evitar enfermedades gastrointestinales es importante lavar diariamente los comederos y bebederos.

Consejos para un cuidado adecuado de un Yaco o ave psitácida

Entre los cuidados esenciales que podemos aconsejarte para cuidar adecuadamente a tu Yaco, tenemos: 

  • Nunca deje a su Yaco suelto y sin vigilancia, pueden producirse accidentes domésticos. 
  • Jamás le coloques cadenas o anillas en las patas, esto le puede generar fracturas en sus patas. Recuerda que sus huesos son muy delgados y frágiles. 
  • En el fondo de la jaula es recomendable colocarle sustratos saludables como el papel, granulado de maíz o viruta prensada. El papel permite controlar fácilmente el aspecto de las heces y la orina. Mientras que la arena para gatos jamás debe usarse, tiene una capacidad muy alta de absorción y puede producir obstrucciones.
  • Es importante que los posaderos sean anchos y rugosos para permitir un mejor agarre con las uñas y se mantienen las patas abiertas. Lo ideal es usar ramas de árboles frutales naturales.
  • Los yacos se aburren con mucha facilidad y requieren de atención y juegos por parte de los propietarios. Pueden ser juguetes confeccionados por los propietarios o comprados especialmente para ellos. Estos juguetes deben renovarse con frecuencia, porque ellos se aburren como los niños.
  • Quien elija un Yaco como mascota debe tener en cuenta que es una mascota para toda la vida. Por lo tanto, debe ofrecerle mucha atención y compañía, para que sea un animal completamente sano física y mentalmente. 
  • Hay que proporcionarle una fuente de luz solar natural, esta le aporta luz ultravioleta necesaria para la salud del Yaco. Se puede exponer al Yaco a la luz solar directamente, pero evitando los cristales que frenan los rayos UV. En caso de no ser posible, se recomienda el uso de lámparas especiales de luz UV.

¿Cómo cuidar de los Yacos? Otros aspectos a considerar…

Como ya te comentamos, es necesario que se tengan ciertos cuidados para mantenerlo completamente sano. Entre los otros cuidados necesarios podemos mencionar los siguientes:

Visita al veterinario

A los Yacos hay que llevarlos al veterinario especialista en animales exóticos. Es importante realizar una primera visita al realizar la adopción del ave psitácida, y luego una visita al año de control.

Estas aves suelen disimular cualquier indicio de enfermedad como un comportamiento regular. De allí que, al mínimo indicio de enfermedad debes contactar a un veterinario de urgencia. 

¡Jamás automediques a tu Yaco! Ya que, puede generar graves consecuencias a su salud. 

Entre los signos de alarma que debes tener en cuenta se encuentran:

  • Cambios bruscos en el ritmo de alimentación, o come menos o mucho.
  • Mantiene sus plumas erizadas o duerme más de lo normal si se encuentra triste.
  • Orina o heces copiosas, de color verde brillante.
  • Presencia de vómitos, estornudos, mocos o afonía.
  • Crecimiento exagerado del pico o uñas.
  • Arrancamiento o cambios de color de plumas.

Cuidado ante peligros inminentes

  • Como propietarios debemos mantener seguro a tu Yaco, jamás lo dejes sin vigilancia y suelto.
  • Los Yacos son muy sensibles a los humos, por eso mantenlo lejos del humo de cocina y del humo del tabaco. Si eres fumador lo ideal es que te alejes del ave, y te laves las manos para eliminar los restos de alquitrán.
  • Evita los juguetes u objetos que sean elaborados en metales, como mecheros, plomillos de cortinas, bisutería, barnices y pinturas de cuadros. Estos suelen tener restos de plomo, zinc y cobre, que son altamente tóxicos para estas aves.
  • Algunas plantas de la casa pueden ser tóxicas o irritantes, por eso jamás dejes que las mordisqueen.

Como podrás haber notado, aunque los Yacos son aves muy fáciles de cuidar es importante tomar en cuenta cada una de estas recomendaciones.

Ante cualquier duda que surja sobre cómo cuidar de los Yacos, lo más conveniente es que acudas con un profesional. En nuestra Clínica Veterinaria en Centro Valencia te ofrecemos Consultas Veterinarias para animales exóticos de la mano de un equipo profesional y cualificado que incluyen especialistas en animales exóticos.

× ¿Podemos ayudarte?