Envíos gratis para pedidos superiores a 69 €

Viajar en tren con tu gato.

viajar tren gatos

Sabemos que tu gato es un miembro más de la familia y lo quieres llevar contigo a todas partes. ¿Te imaginas poder sentarte en un cómodo asiento de tren, ver pasar el mundo mientras suena buena música a través de tus auriculares, sabiendo que tu gato está seguro frente a ti? Bueno, si eres como yo y te encantaría tener la oportunidad de hacer un viaje de corta distancia o larga distancia con tu gato, pero tienes un miedo justificable de volar con tu amigo felino, es posible que puedas mantener los pies en el suelo y disfrutes con tu gato de un viaje escénico e impresionante. Antes de embarcarnos en esta aventura debemos de darte algunos consejos.

Algunos consejos antes de viajar en tren con tu gato

Antes de viajar, consulta las condiciones de transporte y la documentación necesaria para que tu pequeño felino y tú disfrutéis de un viaje seguro y confortable.

Desde cachorros mejor

La clave para un viaje exitoso de gatos es comenzar cuando el gato es joven para que se acostumbre a viajar. Si se crian con los viajes desde una edad temprana, pueden aprender a amar la experiencia. Sin embargo, puede que no todos los gatos aprendan a amar los viajes, especialmente los viajes prolongados.

Visita a tu veterinario

Antes de emprender un viaje con un gato, es una buena idea consultar con su veterinario y discutir si el gato está preparado “física y mentalmente para la excursión planificada”. Además de ser revisado para asegurarse de que no haya condiciones subyacentes que puedan desarrollarse durante el viaje.

Prioriza su seguridad

Viaje en una cómoda canasta cerrada o en un portaequipajes que sea seguro para que no puedan escapar y a la vez sea confortable.

Tener microchip y un collar con una medalla identificativa, en caso de que se pierdan.

Elige un elemento de transporte confortable

La elección del elemento de transporte para gatos también es importante. Asegúrate de elegir un transportador flexible antes que rígido y con asas en los lados (en lugar de en la parte superior), ya que es menos probable que el transportador se balancee y le dé a tu gatito mareo por movimiento. También debe tener una base sólida y de fácil limpieza aunque te recomendamos que la cubras con empapador debajo de una confortable mantita, ya que siempre hay que estar prevenido para cualquier accidente.

Familiarízalo con su accesorio de transporte

Ya que tu gato para a tener que permaneces en su bolsa de transporte durante el viaje, asegúrete de que esté familiarizado con el semanas antes de viajar. Conviértelo en un lugar seguro, y en parte de su día a día, ponlo a su alcance y coloca dentro sus mantas y juguetes favoritos para que entre, se acurruque y salga cuando quieran. De este modo, cuando haya que utilizarlo para un viaje, su accesorio de transporte le hará sentirse como en casa.

Ayúlado a relajarse

Para ayudar a tu gato a relajarse dentro de su transportador, considera usar Feliway en Spray en su manta y en el transportador, ya que ayudará al gatito a mantener la calma y reducir el estrés.

Dicho lo anterior, Renfe siempre ha permitido a los animales de servicio como son perros guía y de asistencia viajen en los trenes de forma gratuita, pero desde hace ya unos años el ferrocarril permite que viajen pequeños animales de compañía como son: perros, gatos, hurones y aves no de corral. Veamos a continuación las reglas a las que están sujetos y la diferencia que hay entre trenes de cercanías y los trenes de larga de distancia.

Viajar con tu gato con trenes de cercanías

Para el caso de los trenes de cercanías tu gato puede viajar contigo completamente gratis y no necesitan billete. Tampoco es necesario que viajen en su jaula o transportín. Eso sí, sólo se permite un animal por persona.

Viajar con tu gato con Ave, Larga Distancia, Avant y Media Distancia

En el caso de trenes como Ave, Larga Distancia, Avant y Media Distancia los gatos siempre deben viajar con su propio billete de mascota y no ocupar plaza.

  • El billete es gratuito si viajas en clase Preferente, cama Preferente o Gran Clase o Asiento Gran Confort.
  • Si no, hay una tarifa adicional por gato el coste del billete será un 25% del precio en clase Turista o en clase Turista+.

Al igual que con los trenes de cercanías solo se permitirá un gato por pasajero. Renfe se reserva el derecho a limitar el transporte de animales de compañía, por lo que si desea traer a su gato, llame con anticipación para hacer una reserva. El transportín a prueba de fugas e impermeable con ventilación adecuada con medidas máximas 60x35x35 cm para caber debajo del asiento de tal forma que interfiera lo menos posible al resto de los clientes, y tendrá que estar estar sujeto permanentemente, y siempre debe estar bajo control del propietario del gato en todas las fases del viaje y no molestar a los compañeros de viaje.

Ten en cuenta que, en los viajes con billete combinado tren+bus, no se admiten animales.

Es posible que los gatos no sean tan populares como los perros cuando se trata de compañeros de viaje de cuatro patas, pero pueden sorprenderte.

Nuestra recomendación es que antes de viajar te pongas en contacto con la compañía de transporte para informarte sobre las reglas de viajar en tren con tu gato, ya que, en la mayoría de los casos, no se requiere prueba de vacunación, certificado de salud o cualquier otro papeleo, pero las cosas pueden cambiar de un día para otro.

× ¿Podemos ayudarte?