Envíos gratis para pedidos superiores a 69€

Los 6 mejores consejos de aseo de Gatos de pelo largo.

¿Quieres que tu gato persa sea un hermoso compañero en tu hogar y no un montón de rastas plagadas de bolas de pelo?

Por supuesto, amas a tu pequeño felino y quieres cuidarlo de la mejor manera posible. Sin embargo, cuando se trata de gatos persas, es más fácil decirlo que hacerlo. Con su largo y esponjoso pelaje, se han convertido en una raza única y deseable. Sin embargo, son conocidos por sus requisitos de aseo increíblemente altos. Además de las prácticas habituales de la mayoría de felinos domésticos, como cortar las uñas y limpiar las orejas, con todo ese pelo es difícil saber qué tareas realizar. Aquí tienes seis consejos para mantener la higiene de tu gato persa para ayudarlo a lucir lo más encantador posible y saludable.

1. Evitar los nudos y el pelaje enmarañado con un peinado estratégico

El pelaje largo del persa tiende a enredarse y enredarse. Afortunadamente, pueden prevenirse mediante el cepillado idealmente a diario. Si esto no es posible, puedes cepillar su pelaje cada dos días, o al menos, una vez a la semana.

Para un cepillado óptimo del pelaje de tu persa, comienza desde la cabeza, baja hasta su cuerpo y acaba con su cola. Idealmente, debes cepillar el pelaje en la dirección del crecimiento del pelo y luego a contrapelo para eliminar más fácilmente el pelo muerto. Los gatos persas tienen varias áreas en su cuerpo que son propensas al pelaje enmarañado, como alrededor de las axilas, la barriga, el pecho y detrás de las orejas, es probable que sufran irritación e infecciones si no se previene los nudos desde el principio. Cepillar todo el pelaje es una parte clave del cuidado del gato persa. Para esta tarea, deberás invertir en un cepillo como la carda de Artero y un peine ancho de metal, como el peine de púas anchas de Artero, esto hará que la sesión de aseo sea más fácil y aumentará la comodidad de tu gato.

Cepillar el pelaje de tu persa te ayudará a lograr dos objetivos. En primer lugar, puedes controlar la muda excesiva de pelo de tu gato. El cepillado ayuda a eliminar los pelos sueltos atrapados en la capa interna del gato. En segundo lugar, el cepillado regular garantiza la salud del pelaje de tu gato.

2. Elimina la acumulación de suciedad con baños regulares.

Los gatos persas tienen un pelaje largo que recoge todo lo que se encuentra a su alrededor, por lo que como vimos en el artículo anterior Bañar a tu Gatito o Gato! Por qué y Cómo? necesitan además de baños regulares a diferencia de otras razas con pelaje corto. Esto añadido a que los gatos que viven en ambientes artificiales, como es nuestro hogar, a menudo, sufren de capas enmarañadas de pelo muerto, caspa, grasa, uñas largas y afiladas, rastas de pelo e incluso pulgas. Suena feo verdad?, tranquilo/a ¡Queremos ayudarte a ti y a tu gato! Lavar a tu gato con una frecuencia de dos a seis semanas es una parte esencial del cuidado del gato persa.

Para esta tarea, deberás invertir en un champú como Champú para Perro Iv San Bernard Passione Nera o Eye Envy Moisturizing Shampoo y una mascarilla o spray bifásico, como el Acondicionador bifásico de Nogga, esto hará que las sesiones de aseo sean más fáciles y aumentará la calidad de vida de tu gato.

3. Elimina la grasa con champú en seco

Los gatos persas son más propensos a excretar grasa debido a sus pelajes gruesos que recogen la suciedad y se vuelven mate fácilmente. Si no puedes lavar a tu gato por unos días, puedes echarle un poco de champú en seco para eliminar el polvo y evitar que se le formen nudos, pero no debes abusar de él. Rocía su manto de vez en cuando para facilitar su sesión de aseo y mantener hidratado el pelaje.


4. Limpieza de lagrimales con productos antimanchas

Las estructuras planas de la cara del gato persa son susceptibles a la acumulación de bacterias que causan antiestéticas manchas de lágrimas. Prestar mucha atención a la salud ocular es una parte importante del cuidado de un gato persa: controlar la acumulación de bacterias y la decoloración mediante la aplicación de un tratamiento tópico. Si tu gatito tiene muchos residuos secos junto con manchas, primero lávate la cara con un limpiador facial, como Eye Envy Tear Stain Facial Cleanser. Luego aplica Eye Envy Tear Stain Solution para gatos, que contiene un antibacteriano natural, que tratará la causa de la tinción. Para obtener los mejores resultados, usa una almohadilla como la almohadilla aplicadora suave con una textura similar a un gofre que no irrita y exfolia suavemente el área. Luego, aplica Eye Envy Tear Stain Powder, que absorberá y repelerá la lágrima antes de que penetre en el pelaje. Para facilitar la aplicación y la comodidad de tu gato, te sugerimos que utilices un cepillo pequeño.

5. Mantén despejadas de pelo sus zonas higiénicas.

Como hemos comentado anteriormente, los persas tienen el manto largo y grueso, y obvio esto también sucede alrededor de su ano al que rodean largos mechones de pelo; a pesar de que cada gato es diferente y, por supuesto, también la forma en que hacen sus necesidades y los pelos que nacen alrededor de su ano, en la mayoría de los casos los propietarios deben recortar esta área con una tijera de punta redonda, para que las heces no entren en contacto con su pelaje. Garantizar una alta calidad de higiene son partes cruciales para mejorar la calidad de vida del gato persa, por lo tanto, cortar el pelo largo del derrière para evitar ensuciar y facilitar el uso de la caja de arena de su gato.

6. Manitas y pies libres de exceso de pelo.

La mayoría de propietarios de persas no piensan en las patas de su gato a menos que haya un problema. Pero ser proactivo en el cuidado de las patas solo puede beneficiar a su pequeño felino. De nuevo, hacemos mención a que cada gato es único y lo mismo ocurre con el pelo que crece alrededor de sus manos y entre sus almohadillas. Algunos les crece exageradamente y muy rápido y a otros algo más controlado. Uno de los mayores problemas que existe con este crecimiento de vello entre sus almohadillas es que se le puedan quedar atrapados restos de su lecho higiénico y se sienta incómodos cuando camina, que pueda ir dejando restos del mismo por toda la casa, por no mencionar que a veces cuando juegan el suelo se convierte en una verdadera pista de patinaje.

Para prevenir la correcta higiene de esta zona y con ayuda de una mini máquina especial para pequeñas zonas rasuraremos el exceso de vello de sus plantares, así como, el que sobresale por las manitas.

Esperamos que estos consejos os hayan podido ayudar y que lo convirtáis en una actividad agradable teniendo mucha paciencia con tu gato. Muchos persas aprenden a amar sus baños, algunos simplemente lo toleran. Sin embargo, cuanto más bañes a tu persa, más se acostumbrará. Aunque tener un gato persa conlleva algunas responsabilidades adicionales, podrás pasar tiempo de calidad con tu peludo y desarrollar un vínculo que durará toda la vida. Planea reservar unos minutos cada día para darle un poco de amor y atención a tu gato, aunque los gatos se arreglan, un gato persa o de pelo largo siempre va a necesitar ayuda extra.

Si necesitas ayuda o más información,  llámanos al 962-067-039 y reserva tu cita para un asesoramiento gratuito completamente personalizado.

× ¿Podemos ayudarte?