Envíos gratis para pedidos superiores a 69 €

Tipos de arena para gatos y recomendaciones.

arena para gatos

Si leísteis nuestro articulo “Los Gatos, los verdaderos reyes de la casa” con seguridad sabréis que cuando se trata de nuestros pequeños gatitos, ellos son demasiado aseados para ir al baño, siendo la arena para gatos parte de su escrupuloso ritual gatuno, ya que, la usan instintivamente para enterrar la orina y las heces.

Por esto, y para ayudar a los propietarios de gatos a elegir la mejor arena para su gato, ésta vez vamos a escribir sobre los distintos tipos de arena para gatos que podéis encontrar y te vamos a dar algunas recomendaciones para que tengas en cuenta a la hora de elegirla, para que así evitéis accidentes o deposiciones inadecuadas, las cuales son un problema real porque como muchos sabéis, nuestros pequeños felinos son adorables pero si hablamos del popó y el pipí, el asunto “se complica” un poco porque vaya que huelen horroroso!

Aseados por naturaleza.

Lo primero que debemos explicar en este artículo es que por instinto, los gatos son aseados y tapan muy bien sus desechos. Os habéis preguntado ¿por qué?. Es una conducta que adoptan para protegerse muy bien de sus enemigos cazadores. Cuando tapan sus desechos lo hacen para desaparecer cualquier residuo de olor que pueda atraer a sus depredadores. 

Esto es porque a diferencia de los perros, los gatos llevan muchos años menos de domesticación y aún conservan ese comportamiento de sus antepasados.

La mejor arena para tu gato.

Esta es una de las dudas más frecuentes y nuestra experiencia nos ha enseñado que la mejor arena para gatos, especialmente para el tuyo, es la que a él le guste.

Muchos gatos se niegan a usar algunos tipos de arena y, desgraciadamente para ti, saldrán de la caja de arena para hacer sus deposiciones fuera de ésta. Esto, por supuesto, no es ideal para nadie, por lo que el factor fundamental para decidir qué tipo de arena para gatos comprar puede depender de tu gato y sus preferencias.

Históricamente, la arena para gatos de arcilla era la única opción para absorber la orina y permitir que un gato practicara el comportamiento natural de enterrar sus desechos, pero ahora hay muchas opciones diferentes disponibles, de todas las texturas, características y precios, sin embargo (sobre todo este último) esto no es determinante para que a tu pequeño le guste o no.

Factores como la textura, el control de olores, la cantidad de polvo, la capacidad de absorción, la forma en que se aglomera, la disponibilidad para comprar, el perfume o la falta del mismo, junto a otros deberían ser los que influyeran en el tipo de arena que tu gato y tú elijáis.

Las texturas de arenas para gato.

En los últimos años hemos visto varias referencias. Aquí te mostramos las más comunes y nuestra opinión sobre ellas.

Arena para gatos de arcilla.

Es la más común de todas la arenas, probablemente en parte porque también es una de las más establecidas y fáciles de conseguir y es la que más variantes tiene: en piedritas o pulverizada, aglomerante o normal, con atrayentes y/o con olor e inholoras.

Hay dos diferencias principales de arena para gatos de arcilla: aglomerantes y no aglomerantes. Nuestra recomendación, sin duda, es la aglomerante, ya que, permite sacar los desechos de orina de la caja de arena con regularidad dejando el resto de la arena prácticamente intacta, sin embargo la no aglomerante la cual tiene un coste más elevado no se aglomera y, consecuentemente cada vez que decidas higienizar el WC de tu gato deberás tirar todo el contenido de la caja de arena.

Nosotros la recomendamos, ya que, cualquiera de sus variantes absorben la orina y se vuelven una textura más suave y húmeda similar al cemento cuando lo hacen, sin embargo, existen algunas desventajas el hecho que desprende un poco más de polvo que otras referencias, no es amigable con el medio ambiente, el peso de la arena y la cantidad de arena que se desprende por la casa.

Arena para gatos de silicona.

Son pequeñas piedrecitas de silicona sintética y camuflan muy bien el olor, sin embargo a algunos gatitos no les gusta por el tamaño de algunas piedras ya que son muy grandes y se quedan incrustadas en sus suaves almohadillas. Otra detalle es que al ser blanca, el color de la orina se nota mucho y puede ser un poco molesto visualmente sobre todo si no puedes esconder la bandeja cuando tienes invitados, pero si se usa en un arenero tapado no lo notarás.

Arena para gatos en tronquitos.

Es una arena amigable con el medio ambiente, ya que, normalmente está hecha de pino, pero que no tiene nada de arena, como tal. Aún así, a muchos gatitos les encanta, es muy práctica porque no se pegan en las patitas y tiene muy buena retención de olor. Al estar hecho de pinos, también es liviano, tiene poco polvo, es absorbente y es más suave que la arena de arcilla. Sin embargo, nos da la impresión que son las que menos duran pero todo es cuestión de probar.

Lo ideal es que desde pequeño lo acostumbres a este sustrato para que lo acepte rápidamente.

Arena para gatos de origen natural.

Están elaboradas con ingredientes naturales como la fécula de maíz, cáscara de guisante o de avena. Puede venir en una variedad perfumada, pero sigue siendo una opción biodegradable.

Absorben mucho más que las otras, retienen muy bien los olores y son desechables por el WC  (si lo permiten las autoridades autonómicas y locales) en pequeñas cantidades y con una cantidad de agua proporcional a la salida de los desechos y a las tuberías. Asegúrate antes de tirar la arena por el WC. Recomendamos desechar los excrementos y demás desechos de los gatos en la basura orgánica y desaconsejamos tirarlas en WC o desecharlas en los desagües, ya que las heces de los gatos pueden contaminar las aguas.. Son más livianas, costosas y aglomeran menos que las de arcilla pero funcionan muy bien para nuestros gatitos.

Algunas preocupaciones con este tipo de arena incluyen el crecimiento de moho, específicamente las aflatoxinas, ya que, por ejemplo el maíz puede producir fácilmente este tipo de toxina. Las aflatoxinas pueden ser mortales para las gatos, por lo que, aunque algunas empresas garantizan que sus arenas son seguras y la mayoría de los propietarios nunca han tenido problemas con la arena de origen natural, algunos propietarios eligen otras opciones.

Arena para gatos de serrín.

Aunque conocemos a varios gatitos que la aman, es la que menos nos gusta de todas. Lo que tiene a favor es que es muy amigable con el medio ambiente, es económica y huele muy bien (a pino o a madera) pero lo que tiene en contra es que se pega en las patitas de nuestros pequeños y no retiene tan bien los olores como las otras. Aún así, recuerda que todos es cuestión de probar, ya que con ellos, nunca se sabe.

Conoce las arenas para gatos que tenemos en nuestro Petshop.

Cuidado con las arenas perfumadas.

A nosotros nos encantan los olores y los perfumes para nuestro aseo y cuidado personal pero a veces esto mismo no ocurre con nuestros amados gatitos.

Algunas arenas vienen con olor a lavanda, limón, verbena y esencias florales pero nosotros queremos ser muy enfáticos en que los gatos son demasiado sensibles a ciertos olores, sobre todo a los cítricos. Os recomendamos tener mucho cuidado al momento de elegir una arena que tenga demasiado olor ya que esto puede ser muy molesto para él, obligándolo a salir aceleradamente de su bandeja o sencillamente a no querer entrar jamás en ella.

¿Por qué no usar arena común?

Si bien puede salvarnos en algún momento que necesitemos conseguir arena para nuestro gatito del modo que sea,  la arena común no tiene los neutralizadores de olores y de bacterias además de tener residuos propios de su origen que pueden lastimar las patitas de tu pequeño. 

El arenero y otros complementos.

Para que tu pequeño este realmente cómodo al ir la baño, te recomendamos tener una bandeja lo suficiente amplia para que el puedo ir al baño tranquilo pero de esto hablaremos en otro artículo ya que las características del areneros para gatos son casi tan importantes como el tipo de arena que usa.

La salud por encima de todo.

Una deposición inadecuada puede atraer grandes problemas para tu gato. Solo imagina cuántas enfermedades podríamos adquirir nosotras las personas, si no pudiésemos ir tranquilos al baño. En el caso de nuestros gatitos, no puede ser peor ya que las enfermedades que derivan de esto son de carácter urinario, renal e intestinal como:

– Alteración del pH, causando infecciones urinarias y/o formación de cálculos.

– Problemas renales crítico o agudos.

– Estreñimiento y problemas intestinales. 

enfermedades urinarias y renales
Los gatos son propensos a sufrir de enfermedades urinarias. Vigila que tu gatito tenga deposiciones adecuadas.

Reserva una cita veterinaria para asesorarte más sobre ésta y otras dudas sobre tu amado gatito.

× ¿Podemos ayudarte?