Envíos gratis para pedidos superiores a 69 €

Pasos para bañar a tu perro correctamente

En este post del día de hoy vamos a mostrarte los pasos necesarios para bañar a tu perro para ayudarte a mantener saludable a tu peludito y no que tenga problemas en su pelaje y la piel.

Una de las cosas más importantes a la hora de criar a nuestro peludito, más allá de horas de juego y cariño que debes de darle, es saber muy bien cómo bañar a tu perro.

Nuestras mascotas necesitan de varios cuidados para mantenerse saludables, uno de éstos es garantizarles un baño correcto, pero no demasiado seguido, porque podría causar el efecto contrario y afectaría negativamente a su salud.

Son muchas las personas que prefieren hacerlo en su hogar, aunque hoy en día existen peluquerías caninas especializadas en ello, pero si eres de los que deciden hacerlo en casa, aquí te brindamos siete pasos para bañar a tu perro en casa.

Cómo bañar a tu perro paso a paso

1. Usa un champú adecuado

Es imprescindible usar un champú para perros regular. No utilices un anti pulgas, un champú para humanos, ni jabones que no sean expresamente para perros porque pueden causarle alergias.

2. Cepíllalo y sacúdelo antes de bañarlo

Para hacerlo es posible realizar este paso previo con una toalla húmeda o incluso toallitas para bebés que sean biodegradables para quitar los excesos de tierra y polvo que pueda tener en su pelaje y piel.

Acto seguido, cepíllalo para quitar el pelo muerto y de nuevo removerle otra vez más suciedad.

3. Utiliza agua templada, no fría ni caliente

En condiciones de frío debes bañarlo con agua tibia no agua caliente porque podrías dañar su piel, y además, provocar que se resfríe debido al cambio de temperaturas.

Comienza mojándolo desde el cuello hasta la cola y le mojes la cabeza al principio.

4. Aplícale el champú

Después de mojarlo aplica sobre su pelaje un pelín de champú, dependiendo del tamaño de tu peludito y lo largo de su pelaje.

Mejor que falte champú, siempre puedes añadir más, a que apliques una cantidad demasiado abundante y al pasar a la fase del enjuague te cueste mucho enjuagarlo.

5. Tapa sus conductos auditivos

Es imprescindible que te asegures a la hora de bañar a tu perro que lo le entre champú ni agua en sus conductos auditivos.

Podrás limpiarle las orejas y el pabellón auditivo cuando termines con un algodón húmedo.

Asimismo, no olvides lavarle sus patitas entre sus almohadillas y dedos.

6. Enjuaga, enjuaga y enjuaga de nuevo

Tienes que retirar todo el champú de su pelaje. En el momento veas que ya no quedan residuos de champú, sentirás que el agua fluye suave y libremente sobre tu peludo.

No le dejes residuos porque podría causarle comezón y ardor.

7. Déjale sacudirse

Cuando los perros están mojados sienten la necesidad de sacudirse inmediatamente.

Si no quieres que salpique demasiada agua y te ponga todo el espacio donde lo bañes lleno de salpicaduras envuélvele el lomo con una toalla.

En el momento se haya sacudido, termina de secarlo muy bien con la toalla. Si al perro no le molesta, y quieres, puedes utilizar un secador de pelo pero con aire no caliente, normal, y aleja la fuente al menos 25 centímetros de su cuerpo para evitar que se le reseque la piel.

Si usas el secador ten ‘cuidado con sus oídos’.

Truco por si no le gusta a tu perro que lo bañes

Un truco tamaño extra si a tu peludito no le gusta que lo bañes es jugar con premios a la hora del baño, eso sí, prémiale si se porta bien mientras lo bañas y tendrás mucho ganado, cada vez que quieras bañarlo de nuevo.

De esta forma, tu perro relacionará el bañarse con una buena experiencia. No lo regañes durante el baño y que no se sienta obligado.

Tu peludito necesita asimilar que un baño es algo bueno y que no hay nada por lo que temer.

Esperamos que te ayuden estos pasos a la hora de bañar a tu perro, si tienes cualquier duda puedes preguntarnos sin ningún tipo de compromiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Podemos ayudarte?