Envíos gratis para pedidos superiores a 69 €

Furcifer pardalis, una mascota ideal para principiantes

Camaleon cuidados

¿Te estás iniciando en el mundo del cuidado de camaleones y no sabes por dónde comenzar? ¡Enhorabuena! Estás en el lugar ideal donde conocerás al camaleón perfecto para cuidar. Se trata del Furcifer pardalis, una mascota ideal para principiantes.

Es sin dudas, la especie que hoy en día ha despertado más curiosidad y afición por mantenerlos en cautividad. A pesar de que los camaleones son animales, que para ser reptiles, son más delicados que otras especies, dentro de su familia, el Furcifer pardalis es de los camaleones más ” fáciles” de mantener en cautividad.  

En Veterizonia te invitamos a conocer más de cerca a este peculiar animalito, que sin dudas se roba la ternura de muchos.

Furcifer pardalis, principales características

El Furcifer pardalis es una especie de camaleón originario de los bosques de Madagascar, pudiendo encontrarse al norte, costa noroeste y este. Su hábitat natural es en zonas de bosque abierto, con altitudes que no sobrepasan los 1.200m. También es común encontrarlos en jardines, dunas costeras y campos de cultivo.

Es una especie que suele destacar por su variedad de colores y tamaños. En general, su tamaño suele diversificarse en dependencia de la variedad de Furcifer. Sin embargo, el macho Furcifer pardalis puede medir 45 cm y la hembra 30 cm. 

Los Furcifer pardalis tienen una característica especial y es que su carácter es muy flexible. Además, posee una variedad de colores que deja encantado a cualquiera que sea aficionado a los camaleones.

Es de costumbres arbóreas, preferiblemente diurnas, y no suele bajar al suelo de ninguna manera. Suelen ser solitarios, excepto en la época de reproducción. Los machos en cautividad suelen vivir alrededor de 6 años, mientras que las hembras suelen vivir 3 años.

¿Dónde alojar a un Furcifer pardalis?

Este tipo de camaleón necesita un alojamiento específico en un terrario tropical húmedo. Aunque no es fácil de conseguir, es posible buscarlos en tiendas y veterinarios especializados en animales exóticos. Estos espacios deben tener, además, una ventilación adecuada.

Son animales que deben ser alojados de forma individual, en especial si son adultos o machos para evitar situaciones de estrés. Ellos suelen pelear por el espacio y la comida, suelen agredirse físicamente cuando están acompañados. El terrario debe tener unas características especiales y muy específicas para que el hábitat sea lo más adecuada para ellos. 

Tamaño

El terrario debe tener unas medidas mínimas de 120 x 50 x 70 cm. Sin embargo, el tamaño va a depender de las dimensiones del animal, mientras más grande mejor. Es importante que también sea lo más alto posible, debido a que debe tener naturaleza arborícola.

Debe tener plantas, bien sean artificiales o preferentemente naturales, porque suelen ingerirlas. Las plantas servirán para esconderse y trepar, y es importante que el diámetro de sus ramas no supere el de las manos. También deben ser ramas que soportan su peso.

Visibilidad

La visibilidad del terrario debe ser muy buena. Como propietario debes ser capaz de controlar al camaleón ni necesidad de girar o mover el terrario. En general las instalaciones del terrario deben ser seguras para evitar escapes innecesarios.

Además, debe tener acceso fácil y una ventilación adecuada para evitar exceso de humedad en el ambiente. Esto con la finalidad de evitar la proliferación de microorganismos que pongan en riesgo la salud del camaleón.

Paredes, suelo y techo

Las paredes y el techo del terrario deben ser de alambre fino, esto para garantizar una ventilación adecuada. Es importante que los extremos del alambre sean romos para evitar que nuestra mascota pueda herirse. En cuanto al suelo, debe contener un sustrato que absorba bien la humedad como la fibra de coco o el sphagnum.

Iluminación y temperatura

Los camaleones son animales ectotermos, es decir, que requieren de una fuente de calor externa para regular su temperatura interna. Por eso es importante, que cuenten con gradiente térmico, de esta forma, según su necesidad elegirán donde quieren estar.

Se le deben colocar bombillas de luz que simulan la luz del sol y mantas calefactoras que puedan determinar la temperatura ambiental. Deben ser fuentes de calor protegidas, de esta forma evitamos que puedan causar quemaduras a la mascota. 

Es importante contar con un termostato dentro del terrario, que permita controlar en todo momento la temperatura del terrario. La temperatura mínima ideal del terrario es de 19 a 24° y la temperatura máxima de 27 a 29°. Ellos necesitan un ciclo de luz y oscuridad de aproximadamente 12 horas cada una.

Es necesario proporcionarles una fuente de luz ultravioleta, para que puedan sintetizar la vitamina D. Para eso se utiliza una bombilla UVB, en la zona central, a 50cm del animal y esta debe cambiarse cada 6 meses. 

Humedad ambiental

Es necesario contar con higrómetros que puedan indicarnos el nivel de humedad del ambiente. Es importante que se mantenga una humedad del 80%, esto se consigue realizando 2-3 pulverizaciones de agua al día. También manteniendo un sistema de goteo o recipientes con agua.

Alimentación de un Furcifer pardalis: ¿Cuál es la dieta ideal?

Los Furcifer pardalis necesitan una dieta muy variada y muy equilibrada para que se mantengan en adecuado estado de salud. También debemos adecuarla según la edad, el tamaño y la época del año.

Por excelencia, son animales insectívoros, pudiendo ingerir especies de saltamontes, gusanos de seda, grillos y algunas especies de cucarachas (runner o blaptica). De vez en cuando pueden ingerir insectos como tenebrio, zophoba, larva de pachnoda e insectos palo.

Lo ideal es criar nosotros mismos los insectos, o adquirirlos en tiendas especializadas en animales exóticos. Además, al darle presas vivas es importante vigilar que sea ingerida completamente. Si los dejamos sin supervisión estas pueden provocar heridas o simplemente escaparse. 

A veces, algunas mascotas pueden requerir que los insectos sean espolvoreados con suplemento ( principalmente calcio). También se les puede dar suplementos alimenticios especializados antes de ofrecerles los insectos.

Hidratación

Un punto importante de los camaleones, es que ellos no reconocen recipientes como fuentes de agua para hidratarse. En su hábitat natural, ingieren agua de las gotas en las hojas de las plantas provenientes de la humedad. Es por eso que debemos simular este hábitat natural realizando de 2-3 pulverizaciones al día. 

También podemos proporcionarle un sistema de goteo ubicado en la parte superior del terrario para que el camaleón pueda beber. 

Mantenimiento del terrario

Es importante que se mantenga una adecuada higiene en el terrario, de esta forma evitaremos enfermedades graves en las mascotas. Cualquier objeto que se introduzca en el terrario debe ser previamente limpiado. Además, se debe cambiar con frecuencia el agua y el sustrato. 

Como podrás haber notado, tener un Furcifer pardalis como mascota requiere de ciertas condiciones específicas. Aunque son animales fáciles de mantener, requieren de ciertas condiciones para que su cautividad sea lo más adecuada posible.

Es importante contar con las recomendaciones e indicaciones de un veterinario especialista en animales exóticos. En Veterizonia podemos ofrecerte un servicio de calidad de la mano de un equipo de especialistas. 

Si tienes un Furcifer pardalis en casa, no dudes en visitarnos para evaluar de forma integral su salud y bienestar. Pero si no tienes uno y quieres adoptar, también te invitamos a visitarnos, tenemos ejemplares para ti.

× ¿Podemos ayudarte?