Envíos gratis para pedidos superiores a 69 €

Cómo reforzar el vínculo con tu perro

Si estás leyendo este artículo es porque deseas seguramente reforzar el vínculo con tu perro y tener una relación sana entre tú y tu adorable peludito.

Pero antes de nada, ¿Qué entiendes por reforzar el vínculo con tu perro? Tienes que saber que todos los perros no son iguales, ni tampoco presentan la misma predisposición ante su dueño ni reaccionan de la misma forma ante todos estímulos.

Estímulos como una caricia, el contacto visual, algo primordial, los gestos que haces con tu cuerpo, e incluso, tu tono de voz, los juguetes que le ofreces o hacer deporte con él son muchas de las herramientas que están a tu disposición para mejorar esa relación entre ambos.

Para mejorar ese vínculo hay que trabajar en ello desde que es cachorro y siempre con una actitud positiva que te traiga consigo como premio un perro equilibrado conforme crezca.

“Reforzar vuestro vínculo os hará inseparables y tu perro saldrá con la autoestima reforzada”.

No quiere decir que para conseguirlo tengas que sobreprotegerlo, sino interactuar con tu peludo tanto tú como tu familia y amigos. A la hora de hacerlo, la mejor forma es que existan ciertas normas de sociabilización y tratar de no humanizar a tu animal, porque eso es lo que es, aunque muchas veces no queramos verlo.

Un perro, que posea una buena relación con su dueño y su entorno próximo crecerá de forma segura y alegre, querrá relacionarse también con otros perros y conocer lo que ocurre a su alrededor.

 

Consejos para reforzar el vínculo con tu perro

1. Observa su comportamiento: Debes observar cómo se comporta y ver qué cosas le gustan y cuáles no, para así, poder trabajar en mejorar ese vínculo y quitarle además los miedos que posea.

No a todos los perros les gusta jugar con una pelota, por ejemplo, así que debes de detectar estas cosas poco a poco.

2. Procura ser su referente: Desde que es cachorro tu peludo tiene que tenerte como referente y saber que tú estás por encima de él en esa pirámide jerárquica.

Esto se debe llevar a cabo mediante una actitud positiva, dándole señales positivas cuando haga las cosas bien y premiándole a través de premios en forma de golosinas, caricias, juegos y contacto visual.

Echa un vistazo a nuestro artículo sobre cómo tener un perro sociable desde pequeño para comprender mejor este punto.

3. Aprender el uno del otro: Aquí existe una relación, es decir, entre dos, por eso no todo lo bueno es de uno y lo malo del otro. Ni el perro nace enseñado ni tú tampoco.

Hay muchos duelos que creen que el problema es solo de su mascota y ese es el primer gran error. Estáis los dos aprendiendo.

Tienes que asumir esto y abrir tu campo visual para ayudarle a que él haga lo mismo, para que de esta manera, consigáis reforzar esa unión y disfrutar juntos del camino de la vida.

4. No lo subestimes: La capacidad de aprendizaje de los canes es asombrosa y no se debe de subestimar. No pienses que a las primeras de cambio va a aprender todo lo que quieras pero ten en cuenta que con paciencia pronto hará y se comportará como un perro sociable.

La paciencia te dará el premio de un vínculo más estrecho entre ambos, que es la clave en una buena relación entre el perro y su dueño.

Esperamos que te haya gustado este artículo titulado Cómo reforzar el vínculo con tu perro. Si lo deseas puedes pasarte por nuestro blog en el que tenemos más artículos sobre educación y otros temas muy interesante para el cuidado de tu mascota.

Si tienes cualquier duda, consúltanos sin ningún tipo de compromiso. Un saludo parte de nuestro equipo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Podemos ayudarte?