Envíos gratis para pedidos superiores a 69€

¿Cómo elegir un transportín para mi gato?

Tener un transportín para tu gato es un elemento imprescindible tanto en casa como para realizar desplazamientos, por eso, saber bien cuál elegir determinará la comodidad con la que transportes a tu minino de un lugar a otro tanto para ti como para él.

Habrá momentos en los que debas de llevar a tu gato al veterinario, desear dar con él un paseo, realizar un viaje e incluso llevárselo a algún familiar porque durante unos días te vas a ausentar de casa y no quieres que tu minino se quede solo.

En definitiva, sea cuál sea el motivo,  es necesario tener un transportín con las características adecuadas para que se adapte bien a las necesidades de tu minino.

Por este motivo, vamos a ofrecerte algunas sencillas pautas para responder la pregunta cómo elegir un transportín para mi gato y que no te quite el sueño esta cuestión.

Cómo elegir un transportín para mi gato, pautas a seguir

Trasportines de muchos tipos

Existen infinidad de transportines para gatos, pero una característica que especialmente los diferencia es si son rígidos o blandos, y de otro lado, los diferentes tipos de materiales con los que están formados.

Existen transportines para gato del tipo bolso, mochila, creados en plástico duro, de goma, e incluso de tela, entre otros.

Piensa qué uso quieres darle

Esto es lo primero que debes  hacer a la hora de elegir el transportín para tu gato adecuado.

No es lo mismo querer usarlo para viajar, donde tu minino debe tener espacio para estar cómodo y protegido, y a la vez, pueda beber y comer, y que esté homologado para viajes en tren o avión que un simple transportín para ir al veterinario.

Si tu intención es la de este último caso, quizás con un amplio bolso que posea una buena ventilación es suficiente, sobre todo si tu minino es pequeño. Existen bolsos flexibles en los que tu gato puede acostarse y tener espacio sin ningún tipo de problema.

Si tu gato es grande:

Si este es tu caso tendrás que decidirte por un transportín con una puerta grande y un interior que sea espacioso.

Es imprescindible que tu minino pueda moverse y acostarse sin ningún tipo de problema.

De otro lado, si tu gato es de los que les gusta clavar sus uñas en cualquier sitio lo mejor es que te decidas por un transportín rígido en el que pueda rascar sin hacerse ningún tipo de lesión.

Mide y pesa a tu felino antes de adquirir un transportín:

Antes de adquirirlo es necesario que midas y peses a tu gato, éste tiene que tener espacio suficiente dentro para sentirse cómo y que pueda estirarse.

Comprueba que entre en la normativa de las aerolíneas si tienes pensado trasladarte en avión:

Si eres de esos dueños viajeros a los que les gusta hacer largos recorridos con su gato y decides volar en avión tienes que tener en cuenta las normas de la International Air Transport Association que debe cumplir tu transportín.

Primero, debe tener espacio suficiente para que tu minino pueda moverse dentro, ponerse en pie, estar sentado o estirado.

En segundo lugar, debe ser un transportín sólido y que esté a prueba de fugas.

Asimismo, poseer una buena ventilación y que reste un 16% de la superficie entre cada uno de los lados.

De otro lado, debe de tener un recipiente para incluir comida y agua.

Y en finalmete, algo muy importante, poseer una etiqueta identificativa de color verde que señale que dentro hay un ‘Animal Vivo’.

Esperamos que este post resuelva tu pregunta sobre qué transportín elegir para mi gato. Si deseas adquirir uno puedes pasarte por nuestra tienda online y echar un vistacito ya que disponemos de muchos modelos que seguro que te encantarán. Recibe un cordial saludo de nuestro equipo.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× ¿Podemos ayudarte?