Envíos gratis para pedidos superiores a 69 €

Cuidados del Shih Tzu: Todo lo que debes saber de este pequeño perro del Tíbet

Cuidados del Shit Zu

Al ser una raza ideal para compañía de familias, desde Veterizonia queremos hablarte de los cuidados del Shih Tzu. Una de las razas de perros más antiguas del mundo, y aunque su origen es incierto, se cree que proviene del Tíbet.

De hecho, existen teorías que aseguran que esta raza convivía con los monjes tibetanos. Aunque, también hay registros de que se crio en China producto de cruces con la raza Lhasa Apso y Pekinés.

Es llamado “Pequeño León”, porque existe una historia de que Buda paseaba con un perro que podía transformarse en león capaz de defenderlo de los ladrones. Por eso, es muy apreciado por la cultura budista.

Hoy te traemos un post completo sobre las características y cuidados del Shih tzu. Sobre todo, si estás considerando a este perrito como tu próxima mascota. ¡A por ello!

Para un recorrido breve, te dejamos una lista de todo lo que encontrarás en esta entrada:

¿Cuáles son las características principales de la raza Shih Tzu?

El Shih Tzu es un perro de raza pequeña, muy extrovertida, amigable y cariñosa. Un canino que aprecia la compañía de los adultos, y le encanta las demostraciones de cariño con abrazos. De hecho, es una de las razas más recomendadas para realizar caminatas y paseos cortos.

Tiene una buena relación con los otros animales y con los niños pequeños. Sin embargo, es importante enseñar a los más pequeños a relacionarse de forma delicada con ellos para evitar lesionarlos.

A nivel físico, es una raza Toy, su doble capa de pelaje tiene diferentes coloraciones. La capa larga en general puede ser combinaciones de negro, blanco, azul y rojizo. Su característica principal y muy apreciada es una punta blanca en la cola y un brillo blanco en la frente.

Un excelente perro para compañía, porque se hace amigo de todo el mundo y puede vivir perfectamente en apartamento o casa. No sirve para vigilar, cazar ni pastorear.

Principales problemas de salud y cuidados del Shih Tzu.

Por su morfología, el Shih Tzu es un perro que suele presentar ciertos problemas de salud y cuidados especiales:

Los ojos

Los ojos es una de las principales características de esta raza, porque son grandes y prominentes. Debido a su abundante pelo facial suelen lagrimear en abundancia y producir secreciones. Esto también puede generar manchas lagrimales que oscurecen o colorean de amarillo los pelos de la región facial.

Además, por la prominencia de sus ojos es muy común que sufran lesiones como arañazos o golpes con muebles y otros objetos. Esto se debe a la imposibilidad de ver claramente por el exceso de pelo a nivel del área de los ojos. De hecho, también, son propensos a desarrollar problemas oculares como las cataratas.

Entre los cuidados más comunes a nivel de ojos está el cortar el pelo sobrante de la región facial, o procurar colocarle una coleta y amarrárselo.

También, es importante usar limpiadores oculares para mantener esa zona sin secreciones y lágrimas. Asegúrate de usar productos que sean seguros y no tóxicos para ayudar a eliminar las manchas de lágrimas.

Las orejas y oídos

Las orejas de esta raza de perro tienen abundante pelaje y son caídas, por eso con mucha facilidad proliferan los ácaros. Esto también contribuye a la acumulación de suciedad en el canal auditivo, causando con frecuencia otitis.

En caso de que haya salida de secreción fétida, de color negro o amarillo podríamos estar hablando de una otitis más grave.

Para evitar las otitis se recomiendan limpiezas semanales del conducto auditivo externo con bastoncillos. También, pueden usarse productos limpiadores auditivos para garantizar limpieza sin molestias. Además, se recomiendan el corte del pelo de esa zona y colocar tapones o algodones al bañarlo como medida de prevención.

Los dientes

Es común que la dentadura del Shih Tzu, sufra de prognatismo de sobre mordida. Esto se traduce en una sobresalida de la parte inferior de la dentadura sobre la superior. De allí que, se les dificulta morder y genere mayor acumulación de sarro.

Para evitarlo, es importante acostumbrar al animal a las limpiezas manuales con cepillos específicos para perros. También, se deben habituar a comidas secas y diferentes tipos de piensos que les ayude a mantener la placa a raya.

El pelo

El Shih Tzu tiene doble capa de pelo, un manto externo largo y ligero y uno interno corto, lanoso y tupido. Por eso, tiende a desarrollar nudos con mucha facilidad, generando mucho trabajo de mantenimiento.

Es importante cepillarlo con un cepillo de cerdas torneadas que permite peinar hasta las capas más profundas. También, puedes utilizar acondicionadores que facilitan el peinado y desenredan con mayor ligereza.

La zona del abdomen y el ano es mejor mantenerlas cortas, ya que se suele ensuciar con mucha facilidad. Antes del baño y durante el secado es aconsejable peinarlo desde los pies hasta la cabeza.

Otras enfermedades importantes del Shih Tzu

Aunque la raza Shih Tzu en general es una raza sana, esta tiende a sufrir ciertas enfermedades:

Reacciones alérgicas

Esta raza puede desarrollar con frecuencia alergias a ciertos alimentos, químicos o polvo. De allí que, puedan presentar con facilidad intolerancias alimentarias o problemas respiratorios.

Displasia renal

La Displasia renal es un defecto renal congénito en perros jóvenes, donde el perro tiende a orinar y tomar agua con frecuencia. Esto provoca una pérdida de peso, de energía y muchos vómitos. Una condición que puede comprometer la vida del animal.

Displasia de cadera

Se trata de una formación anormal congénita de la cadera que provoca dolor y dificultad para caminar.

Estenosis Nasal

La Estenosis Nasal tiene su origen en la configuración braquiocefálica o de hocico corto, que provoca mayor obstrucción nasal. Esta se genera por lo blando de sus cartílagos nasales que tienden a unirse y cerrar las fosas nasales.

Estornudos inversos

Se producen por su condición de braquiocefálicos y por una irritación del paladar o la traquea. Esto provoca un espasmo muscular que hace que el aire se aspire con fuerza en vez de exhalarlo.

Tips sobre la raza Shih Tzu como mascota

Te presentamos algunos tips y cuidados del Shih Tzu que debes tener en cuenta si decides tenerlo como mascota:

  • Es una raza ideal para personas que jamás han tenido una mascota, porque tienen un carácter simpático. Además, son muy fáciles de educar, aunque a veces pueden ser un poco testarudos.
  • Se adapta perfectamente a familias con niños pequeños porque es una raza robusta y establece rápidamente relación con ellos. Sin embargo, hay que enseñar a los niños a ser más delicados con ellos porque estos perritos tienen mayor riesgo de lesiones.
  • Son una excelente compañía para personas mayores gracias a que tienen pocas necesidades físicas. Además, les encanta descansar sobre el sofá o la cama.
  • Al ser una raza emocionalmente sana puede acostumbrarse a estar solo por algunas horas. Esto es especialmente importante para esas personas que deben salir a trabajar y no pueden llevarlos.
  • No genera preferencias por ningún miembro de la familia, el Shih Tzu llega a querer a todos por igual. Sin embargo, quien juegue y le preste más atención puede llegar a ser especial para él.
  • No tiene ningún problema en convivir en espacios reducidos, por eso se adapta al espacio donde viven sus dueños.
  • Aunque es recomendable dedicarle unos minutos de actividad física, es una raza que no exige sesiones de ejercicio intenso.
  • Puede vivir perfectamente en la ciudad, playa o montaña, ya que no toleran muy bien las altas temperaturas.
  • Para aprender a comportarse no requiere adiestramiento por un profesional. Basta con el adiestramiento básico familiar.
  • Puede convivir perfectamente con otras mascotas, bien sean perros o gatos.
  • Es una raza simpática y amigable con extraños, por eso no será un problema al recibir visitas.
  • Puede ir a cualquier sitio y sabrá comportarse gracias a que son tranquilos y fáciles de manejar.

Si quieres conocer más características y cuidados del Shih Tzu, no dejes de mirar este vídeo:

Recomendaciones para el cuidado adecuado del Shih Tzu

A continuación, te traemos algunas recomendaciones generales para que ofrezcas el mejor de los cuidados a tu perrito Shis Tzu:

  1. Evitar altas temperaturas: Te aconsejamos que tu perrito permanezca en habitaciones con ventiladores o aires acondicionados para evitar golpes de calor.
  2. Precaución con las alturas: Al ser una raza que le encanta saltar de un lado a otro, debes tener cuidado, ya que suelen lesionarse con facilidad. En el peor de los casos, si existe traumatismos en la cabeza podría generarse conmociones cerebrales.
  3. Entrénalo temprano: Son una raza muy dócil, pero siempre es necesario entrenarlo para que se pueda relacionar correctamente.
  4. Péinalo diariamente: Para mantener el pelaje es necesario peinarlo y desenredarlo diariamente. Utiliza peines adecuados o guantes que faciliten el peinado hasta la piel, sin llegar a causar daño.
  5. Cuida sus uñas: Es necesario recortar sus uñas mensualmente con un cortaúñas adecuado para perros.
  6. Aseo bucal: Cepilla sus dientes con regularidad para evitar acumulación de sarro.
  7. Revisa sus orejas: Recuerda semanalmente revisar sus orejas para visualizar que no existan suciedad, enrojecimiento y mal olor.
  8. Limpia su rostro: Es importante limpiar su rostro después de comer y asear sus ojos de lágrimas y secreciones varias veces al día.

La raza Shih Tzu tiene muchas virtudes en comportamiento, convirtiéndola en una de las razas preferidas para mascotas. Aún, cuando los cuidados del Shih Tzu son muy demandantes.

Considera cada una de estas recomendaciones si estás pensado en tenerlo como mascota, para que le garantices calidad de vida.

× ¿Podemos ayudarte?