Envíos gratis para pedidos superiores a 69 €

Cómo sembrar hierba para gatos.

Seguramente en más de una ocasión habrás sorprendido a tu hermoso gatete comiéndose tus adorables y frondosas plantas.

Si bien nuestros gatos no son vegetarianos, es un hábito que tienen casi todos, y es por esto que en algunos pet shops encontráis plantas ya sembradas o para que tú mismo riegues y nazcan. Estas sirven para que tu pequeño amigo felino pueda comérselas sin ningún problema ya que son permitidas para él y ayudarán a su digestión, además de divertirse mucho comiéndoselas.

Así que esta vez, te invitamos a ponerte tus guantes de jardinería para sembrarle un pequeño y saludable jardín comestible a tu mejor amigo felino.

Antes de empezar queremos recordarte que la hierba para gatos no es lo mismo que la conocida nepeta cataria llamada también: catnip, menta gatera o hierba gatera. La hierba para gatos no es otra cosa que semillas de trigo, avena o alpiste, muy fáciles de sembrar y de mantener y además no es tóxica para ellos y sirven para que se purguen o eviten la acumulación de bolas de pelo, ¡eso si! la tierra o sustrato que uses para sembrar no debe tener químicos y jamás le eches pesticidas a la hierba.

¿Qué necesitas?

  1. Semillas de trigo, avena o alpiste. Cómpralas en un granero de buena calidad ya que de esto dependerá la germinación adecuada.
  2. Tierra orgánica, libre de pesticidas y químicos.
  3. Un maceta. Puede ser pequeña si tienes un solo gato pero si tienes dos o más te recomendamos una larga no muy profunda.
  4. Un bolsa de fieltro. 
  5. Un maceta. Puede ser pequeña si tienes un solo gato pero si tienes dos o más te recomendamos una larga pero no muy profunda.
  6. Un trozo de plástico.
  7. Tu equipo de siembra: un par de guantes de jardinería y una pala pequeña.

Y ahora ¡a sembrar!

Día 1

Para una pre-germinación adecuada, lava bien las semillas. Escúrrelas y colócalas en la bolsa de fieltro y déjalas escurriendo durante 2 o 3 horas.

Coloca un poquito de tierra especial para germinación en la matera. Esparce las semillas uniformemente ayudándote con una pala y vuelve a cubrir con otra capa muy fina de tierra. Presiona un poco con las manos. Cubre la maceta con el plástico previamente perforado con 2 o 3 agujeros. Colócala en un lugar ventilado, con luz natural directa.

Día 5-7

Los brotes empezaran a asomarse sobre la tierra. Retira el plástico y riégala únicamente 1 vez al día con un atomizador para evitar que las semillas absorban mucha humedad y se pudran. No la vuelvas a cubrir y déjala en un lugar ventilado.

Día 12-15

Los brotes empezarán a crecer. Continúa regándola pero cada dos días. Espera a que tenga al menos 10 cms de alto para dársela a tu pequeño felino. Recuerda que no debes usar químicos, pesticidas ni abonos que no sean naturales y orgánicos. 

Paciencia es la clave para regalarle a tu gatete un delicioso jardín comestible.

Como veís, ¡es muy fácil! En cuestión de 15 días tendrás una linda jardinera que además se verá muy decorativa en cualquier espacio de tu hogar. Ahora, si la jardinería no es lo tuyo, puedes comprarla lista para sembrar en nuestro pet shop para gatos.

Por último, consulta agenda una cita online con nosotros si quieres saber más acerca de el consumo de ésta y otras plantas. 

× ¿Podemos ayudarte?