Envíos gratis para pedidos superiores a 69 €

¿Con qué frecuencia puedo bañar a mi perro?

frecuencia puedo bañar a mi perro 1

Actualmente los animales han pasado a ser un compañero, uno más en la familia. Conviven en el interior de nuestras viviendas compartiendo los espacios, en ocasiones sofás y camas.

Esto hace que nos replantemos cuidar la higiene y el buen estado de salud de nuestro mejor amigo, ya que nos afecta directamente a nosotros. Además, no sólo la higiene, sino también la imagen de los perros refleja muchas veces la de sus dueños.

Como propietario de una mascota sabrás que no es frecuente que tu compañero canino permanezca limpio durante mucho tiempo y si no se lava con cierta frecuencia huelen mal, esto sobretodo en el caso de los perros es un hecho, y a menudo, lleva a los padres de perros a preguntarse cuando se trata de bañar a su perro cuánto es demasiado o no suficiente, dicho de otro modo, ¿con qué frecuencia debo bañar a mi perro?

No obstante, antes de responder a la pregunta aclaremos ciertos mitos conocidos para ayudar a los propietarios de mascotas a separar los hechos de la ficción.

Algunos mitos que debemos aclarar

La mayoría de los consejos que escuchas o lees son propios de tratar la higiene del perro como la nuestra en la edad media recomendando lavar a tu perro solo varias veces al año como una vez al mes. Esto se debe a que, durante mucho tiempo, se creyó de manera generalizada que los baños frecuentes podían dañar la piel y el pelaje de un perro. Definitivamente, ¡O estas personas tienen perros que viven en el exterior de la vivienda o los consejos se escribieron hace mucho tiempo cuando la calidad del champú para mascotas era lo más parecido a un lavavajillas! ¡Los tiempos han cambiado!

frecuencia puedo bañar a mi perro 2
Estos son algunos mitos acerca del baño, continua leyendo para saber por qué no son ciertos.

Mito 1: El baño puede eliminar los aceites naturales de su piel

Hoy en día, el mundo de las cosmética canina ha evolucionado enormemente y los perros disfrutan de champús y acondicionadores que están a la par con los mejores champús para humanos, no tienen productos químicos agresivos y no le quitan a su cabello todos los aceites. 

Los argumentos en contra de lavar a tu perro con demasiada frecuencia generalmente se refieren a quitarle la capa de aceites naturales. Cuanto más a menudo lavas algo, más a menudo se eliminará el sebo (aceite).  Pero lo único que realmente elimina los aceites protectores son champús para perros más baratos que la tienen una alta base de detergente, justo esos que hacen un montón de espuma, los cuales, usados con demasiada frecuencia, vuelven la piel seca y escamosa. Además, piensa en tu propio cabello. Si no lo lavas, ¿qué pasa? Se pone aceitoso. ¿El aceite es bueno para tu cabello? Probablemente, ¡pero nos lavamos el pelo prácticamente a diario de todos modos para que esté limpio!

Mito 2: Bañar a tu perro puede dañar el pH de su piel

Esto solo puede ocurrir si no usas un champú adecuado para perros como sería usar un champú para humanos.

Algunas diferencias entre la piel humana y canina son obvias, pero una que no lo es, el pH de la piel, es posiblemente la más importante cuando se trata de elegir el producto de baño adecuado. La piel humana es muy ácida, con un pH de menos de 5 en la mayoría de los casos, sin embargo, la piel del perro está mucho más cerca de un pH de 7, lo que significa que es esencialmente neutra, no muy ácida ni muy alcalina.  Por lo tanto, algunos productos que están diseñados específicamente para la piel humana, incluso los de bebés, pueden ser bastante irritantes para la piel canina.

Mito 3: Los baños provocan otitis

A menos que algo salga mal o seas descuidado el baño no provoca infección de oído. Presta atención a las orejas de tu perro y retirando con cuidado los restos de champú o agua de dentro de estas para que no quede humedad en dicha zona.

Mito 4: Un perro de pelo corto o largo pueden usar el mismo champú

Hay tantos tipos diferentes de perros que sus mantos deben tratarse por separado, debido a las diferentes texturas y longitudes. En los salones de peluquería canina los estilistas caninos abordan a diario estas distinciones aplicando opciones de individualizadas de cosmética en función del tipo de manto y del estado de la piel.  Por ejemplo, un chihuahua de pelo corto tendrá diferentes necesidades que un Shetland es un perro de doble capa con pelo grueso que cae. Esta raza requiere un buen remojo e hidratación con mucha agua y mucho cepillado y peinado antes, durante y después del baño, luego un acondicionador específico para perros, enjuague y correcto secado. 

Una vez aclarados algunos de los grandes mitos acerca del lavado y antes de responder a la gran pregunto conozcamos algunos de los beneficios que podéis obtener tu perro y tú con un programa de baños frecuente.

Beneficios de bañar a tu perro frecuentemente

Si su perro tuviera los medios para hacer una lista de las cosas que menos le gusta hacer, bañarse probablemente ocuparía las primeras posiciones. Sabemos que bañar a tu cachorro puede ser un ejercicio complicado, requieren mucho tiempo y no son muy divertidos para todos los involucrados, pero se puede aprender.

Créeme que tu perro o gato sólo obtendrá beneficios enormes de un programa regular de revisiones, aseos y baños. Hoy, más que nunca, ha quedado patentado que una correcta higiene es sinónimo de salud en general. A continuación, veamos algunos de estos beneficios:

  • Si tu cachorro de perro o gato se familiariza desde edad temprana con cepillos, tijeras, máquinas y secadores asumirá que los baños son una parte rutinaria de su vida, sintiéndose calmado durante sus sesiones y entenderá que es una rutina necesaria y no amenazadora.
  • Bañar a tu perro no solo es bueno para su higiene, también es una excelente oportunidad para evaluar el estado general. Con su manto mojado, su piel es mas visible para su inspección detectando rasguños, golpes, pulgas y otras anomalías inusuales.
  • Además, la hora del baño ayuda a mantener una piel sana y mejor recordando limpiar sus oídos y ojos y dientes.
  • Elimina cualquier contaminante, químico tóxico que pueda haber recogido en su pelaje o patas.
  • Reducción al mínimo la pérdida de pelo, que en el caso de los de pelo corto-medio, acaba adherida a toda nuestra ropa, mobiliario y rincones, y en el caso, de los pelos largo acaba con enredos, con la consecuente formación de nudos.
  • Los baños regulares promueven el crecimiento del pelo. Un manto sucio se enredará y enmarañará mucho más fácilmente que uno limpio. Cuando el pelo está sucio y se rompe, el tallo del cabello se vuelve áspero y eventualmente se rompe, lo que provocará más daños en el pelaje. Por lo tanto, mantener el pelaje limpio y saludable es de suma importancia para mantener el pelaje sano.
  • Ayudan con los ciclos de muda, el proceso por el que nuestros amigos sufren de manera constante debido a las condiciones climáticas y de luz artificiales que existe en el interior de nuestras viviendas.
  • Disminución del trabajo en el hogar favoreciendo así una correcta higiene y facilitando la convivencia con nuestros compañeros.
  • Sensación de bienestar general de nuestro perro ya que si están sucios están incómodos (tienen picor) y esto puede crear problemas con el tiempo (seborrea, malos olores,..). La piel de nuestros amigos absorbe 5 veces más que la nuestra.. Además, ¿hay algo mejor que abrazar a un perro limpio?

Factores a tener en cuenta

Si bien el baño es importante para todos los perros, no todos requieren bañarse con la misma frecuencia, no existe ciencia exacta que se aplique a todos, sin embargo, existen varios factores incluida su salud, raza, pelaje y nivel de actividad, así como el lugar donde se llevan a cabo estas actividades que se deben considerar al decidir con qué frecuencia lavar a tu perro, algunos de estos son:

Perros de interior vs perros de exterior

Si tu perro comparte la vivienda contigo y, lo que es más importante, si duerme en tu cama, es probable que lo laves con regularidad, dependiendo de la raza, desde una vez a la semana hasta una vez al mes. Sé que puede parecer demasiado, pero la creciente polución de nuestras ciudades, ha provocado que con cada paseo acumulen suciedad de la calle y si tu perro se sienta en tu sofá es probablemente que no quieras ver tierra, caca, insectos y otra mugre sobre tu este o lo que es peor que algo asqueroso se meta en tus sábanas.

Por otro lado, contrariamente a lo que se piensa, los perros que viven en el exterior o perros de campo pueden espaciar mucho mas los baños que los de ciudad. Esto se debe a que en el campo pueden darse baños de barro actuando este como un detergente que les ayuda a librarse de la polución, aunque, aún así para nuestro ojos este tipo de limpieza sea sucia y apestosa, por lo que acabaremos dándoles un baño.

Raza de perro

Los pelajes de textura áspera repelen la suciedad bastante bien y puede que no se ensucien tanto como un perro de pelaje suave. Los perros como los caniches, maltés, yorkies y shitzus deberían bañarse una vez a la semana o no más de 15 días. Las razas de pelaje áspero, como Pomeranias, Golden, Shelties y Collies, se puede espaciar de 3 a 4 semanas. Los perros con pelaje graso, como los Basset Hounds, deberían lavarse todas las semanas. Generalmente son las razas de pelo largo las que recogen mucha suciedad y necesitan de baños mas regulares.

¿Alguien en tu hogar es alérgico a los perros?

Si tu precioso perro te trae alegría diaria, pero también tos, estornudos, picazón en los ojos y otros síntomas alérgicos incómodos. Tranquilo, no eres el único, aproximadamente del 10 al 20 por ciento de los humanos sufren de alergias a los animales, según la ASPCA.

Sin embargo, contrariamente a lo que se piensa el pelo no es el principal causante de la alergia a los animales, sino las partículas de caspa, que contienen los alergenos formados en las secreciones de las glándulas sebáceas y salivares. En los animales, igual que en las personas, la piel, al ir renovándose, se va desprendiendo poco a poco en forma de escamas microscópicas. Las secreciones que contienen los alérgenos quedan adheridos al pelo y a la capa córnea de la piel. Al descamarse se originan pequeñas partículas capaces de permanecer flotando en el aire durante largos períodos de tiempo y, cuando son inhaladas, ocasionan síntomas alérgicos en nariz, ojos y vías respiratorias.

Tranquilo ¡No es necesario regalar a tu mejor amigo peludo!: cepillarlo y bañarlo con la una frecuencia semanal puede ayudar a reducir los alergenos. Según la Asociación Estadounidense del Pulmón, que advierte que con este gesto ayudamos a eliminar la caspa que se acumula en el pelaje de nuestro amigo peludo.

¿En qué actividades participa tu perro?

¿Llevas a tu perro al parque para perros? ¿Ama chapotear en charcos de barro y revolcarse en la tierra? ¿ Le encanta rodar por el cesped? ¿Qué hay de olfatear colillas, comer caca o babear? Bueno, si tienes un perro normal, probablemente participe en varias de las actividades mencionadas, así que, la mejor frecuencia de baño depende en muchas ocasiones en el motivo detrás del baño. Es posible que los perros que más expuestos están a algunas de las situaciones anteriores requieren un baño más regular.

¿Tu perro sufre de dermatitis?

A diferencia de los humanos que absorben la mayoría de los alérgenos ambientales a través de la nariz y la boca, los perros tienden a absorber los alérgenos a través de la piel y su piel absorbe 5 veces más que la nuestra. El baño frecuente es una parte fundamental del manejo de algunas afecciones médicas, como la enfermedad alérgica de la piel, ya que, puede prevenir la picazón, eliminando los alérgenos antes de que tengan la oportunidad de penetrar la piel. Por ello, algunas razas, como los Westie o Bulldog, que tiene un pelaje más grueso, no se ensucian tanto, sin embargo, son razas muy alergicas que suelen tener que lavarse semanalmente, ya que, los baños con champús calmantes o medicados son parte del plan de tratamiento veterinario.

Conclusiones.

Entonces, podemos concluir, que la respuesta para la gran parte de los perros es lavarlos de una vez por semana a máximo una al mes, dependiendo de las circunstancias anteriores.

Pero recuerda, usar un champú y acondicionador específico y de calidad para mascotas. No uses tu propio champú.Ten en cuenta que, a pesar de las viejas mentalidades, los champús y acondicionadores para perros en estos días no están hechos con productos químicos agresivos. Un champú y acondicionador para perros de calidad no alterará los niveles de pH ni los aceites naturales de su piel y manto. Busca champús hechos específicamente para perros.

Sin embargo, si aún tienes dudas, pídale a un estilista canino o a tu veterinario un champú y acondicionador para perros que recomiende para el tuyo en función del estado de su piel y pelo. Serán quienes mejor te puedan recomendar el producto adecuado según la raza, el clima y actividad.

Además, si simplemente no puedes lavar a tu perro durante un período prolongado de tiempo o simplemente necesita una limpieza superficial, siempre puedes usar un champú seco, como Speed de Artero, un spray realmente efectivo para reemplazar el baño que ayuda a eliminar los malos olores o Toallitas Limpiadoras para mascotas también disponibles en paquete pequeño formato viaje para llevar siempre encima que limpian en profundidad y no ensucian los aceites esenciales de la piel.

Esperamos que este artículo haya aclarado algunos de los rumores que circulan por ahí. Y pueda haberte ayudado a conocer la frecuencia correcta de baños de tu mejor amigo. ¡Cuidar la higiene y el buen estado de tu amigo depende de ti!

Para mantenerte al día de estos y otros consejos puedes seguirnos en:

× ¿Podemos ayudarte?